La CMT abre la puerta a una nueva rebaja en las llamadas a móviles

La CMT abre la puerta a una nueva rebaja en las llamadas a móviles

Redacción

La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) ha propuesto una fuerte rebaja (nada menos que el 75%) en el precio de terminación de llamadas a móviles, lo que tendrá como consecuencia que los operadores podrán rebajar el precio de sus tarifas de cara a los usuarios.

Las llamadas a móviles seguirán bajando su precio en los próximos años. La CMT continúa con su plan de rebaja de los precios mayoristas y esto se traduce en rebajas a nivel minorista en el afán de los operadores por ofrecer mejores precios que sus competidores. Según leemos en el Blog de la CMT, el regulador ha lanzado una consulta pública para fijar los llamados "precios de terminación" de las redes de los operadores con red propia.

La CMT establece una rebaja del 75% en los precios de Movistar, Vodafone y Orange y del 80% en los de Yoigo, de modo que pasen de los 4 y 4,98 céntimos respectivamente a 1,09 céntimos. No obstante, la rebaja no será inmediata, ya que el calendario de bajadas establecido por el regulador se prolongará durante los próximos dos años y medio, comenzando en abril de 2012 y finalizando en octubre de 2014.

Estos precios se refieren a la cantidad que se cobran entre ellos los operadores para terminar una llamada de otro operador en sus redes. Así, cuando un usuario de Movistar llama a otro de Vodafone, la primera paga el precio de terminación establecido por el regulador. De este modo, si este precio se rebaja, los operadores tendrán más margen para ofrecer tarifas más económicas, al tener que pagar menos a sus competidores.

"La acción reguladora, combinada con una mejora de las condiciones competitivas del mercado, debería tener un efecto en los precios finales en el medio plazo", explica la CMT. El regulador pone como ejemplo lo sucedido hasta hoy. La constante rebaja en los precios de terminación ha traído como consecuencia que los clientes paguen menos, y ahí es donde únicamente puede actuar el regulador, puesto que no puede entrar de forma directa en los precios minoristas.

Por otro lado, la rebaja propuesta tiene otra consecuencia. Yoigo quedará en igualdad de condiciones respecto a sus rivales, algo que no sucedía hasta ahora porque se consideraba que al entrar más tarde en este mercado y presentar unos costes de red superiores a su competencia debía tener un precio de terminación ligeramente más elevado. En las próximas bajadas semestrales se fijará esta igualdad, que, asimismo, es similar a la fijada en otros países de la Unión Europea.