La industria cultural exige que se eliminen todos los enlaces a Megaupload en Google y Facebook

Los servicios de descarga directa y de streaming de vídeo al margen de la industria cultural vuelven a estar en su punto de mira. En su búsqueda por anular estos servicios ahora exige que se obligue a los gigantes de Internet como Google o Facebook a eliminar cualquier referencia a estas plataformas.

A pesar de ser servicios perfectamente legales, la industria cultural sigue en pie de guerra contra Megaupload, Megavideo, Rapidshare o Hotfile. En estas plataformas es posible encontrar algunos contenidos que infringen los derechos de autor, por lo que la guerra del sector contra ellas es permanente. Con el fin de eliminar de forma definitiva todas las batallas, la industria pretende acabar de un plumazo con el acceso a estos servicios, al menos en países como Estados Unidos o Francia.

Torrentfreak.com informa sobre el caso galo, donde tres organizaciones que representan a la industria del cine y la televisión han acudido a los tribunales para que se fuerce a compañías como Google, Microsoft, Facebook o Yahoo, así como a los operadores, a bloquear los sitios de streaming. Se trata de un siguiente paso en la batalla en el país vecino contra la llamada "piratería", después de la Ley Hadopi, que persigue a los usuarios de P2P y de anunciar la lucha contra los portales de streaming de vídeo.

La nueva acción que pretenden los representantes de compañías como Paramount o Sony engloba a los gigantes de la Red y a los operadores galos. Por un lado, los proveedores de contenidos eliminarían cualquier referencia a estos sitios como ya hizo Google en el caso de la web Allostreaming, que ofrecía enlaces externos. La medida que exigen a los operadores es el bloqueo para el acceso a estos sitios web.

Uno de los principales problemas de esta demanda ante el Alto Tribunal proviene de la legalidad de servicios como Megaupload o Megavideo, que si bien pueden incluir contenidos que infringen la propiedad intelectual, también ofrece contenidos legales como hacen otras plataformas como YouTube. De este modo se acabaría con la presunción de inocencia de estos sitios y habría que ver si los gigantes de Internet se muestran dispuestos a colaborar.

Por ahora Google lo ha hecho de forma tímida evitando sugerir algunos conceptos como "megaupload" o "rapidshare" en su servicio de búsqueda instantánea, pero la petición de la industria pasa por la eliminación de cualquier referencia a estas plataformas. Está por ver si la Justicia acaba por claudicar a la petición de los gigantes de Hollywood y si en caso de hacerlo extienden estas peticiones a otros países como España.