El PSOE sigue empeñado en defender un modelo similar al del canon digital

El PSOE sigue empeñado en defender un modelo similar al del canon digital

Redacción

A falta de días para las Elecciones Generales el canon digital y la compensación a los autores por el derecho a copia privada vuelven a salir a la luz. Entre las distintas posturas de los partidos que acuden a los comicios la del PSOE defiende un modelo similar al del canon digital.

A pesar de que hace unas semanas conocíamos la intención del PSOE de rectificar su política de compensación a los autores a través del canon digital, el partido aún en el Gobierno parece dispuesto a una modificación mínima del mismo. Hace ya más de un año que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea declaró ilegal esta tasa en su actual aplicación al considerarla indiscriminada o abusiva. En estos meses el Gobierno no ha modificado esta tasa que grava soportes y dispositivos digitales aun existiendo una sentencia de la Audiencia Nacional.

En las últimas semanas ha vuelto el debate sobre el canon digital de cara a la campaña electoral. Dentro del III Foro de Industrias Culturales de la Fundación Santillana y el Ministerio de Cultura se creó un debate entre las principales opciones políticas en el que se volvió a discutir la forma de compensar a los artistas por el derecho a copia privada que se reconoce en nuestro país.

La propuesta del representante socialista en el encuentro, Rafael Simancas, distó de la que apoyaron el resto de partidos. "Si la actual fórmula jurídica tiene dificultades, vamos a buscar otra que no la tenga en los tribunales, porque la alternativa es prohibir la copia privada y eso no es razonable. El PP habla de suprimir el canon, y no de buscar otras vías", explicó Simancas.

Ante esta declaración, el representante del PP respondió que su intención pasa por "respetar los derechos de propiedad intelectual, pero sin que los usuarios tengan que pagar como si fuesen sospechosos e incriminados sólo por adquirir un CD o cualquier elemento con capacidad reproductiva". Sin embargo, es cierto que el PP no concretó una fórmula concreta, ya que el representante del partido, Alvaro Ballarín, afirmó que hay que apostar por "la imaginación a la hora de cobrar estos servicios", todo un ejemplo de la ambigüedad con la que los populares se han mostrado en su campaña.

Asimismo, ambos partidos confirmaron que mantendrán el Ministerio de Cultura tras las elecciones, después de que surgiese el rumor de una posible eliminación en caso de victoria popular. Habrá que ver quién sustituye a la polémica actual ministra, Angeles González-Sinde, y a política a adoptar en materia de propiedad intelectual en Internet, puesto que ambos políticos recordemos que apoyaron junto a CiU a polémica Ley Sinde.