Primera demanda a Microsoft por defectos en la Xbox 360

Primera demanda a Microsoft por defectos en la Xbox 360

Javier Sanz

Un hombre de Chicago que compró la nueva Xbox 360 el pasado viernes 2 de diciembre (día que salió en España) ha denunciado al gigante informático por lo que asegura es un defecto de fábrica que provoca el sobrecalentamiento del producto. La demanda argumenta que el afán de Microsoft por sacar la delantera a sus competidores provocó el lanzamiento de un producto que tiene defectos en su diseño. Otro de los defectos (aunque más bien es un hackeo) es que la consola no permite a sus usuarios almacenar archivos MP3 en su interior y esto ser fácilmente evitado mediante la conexión de un simple dispositivo de almacenamiento USB 2.0.

Robert Byers, quien interpuso la demanda, asegura que la fuente de alimentación de la Xbox 360 puede sobrecalentarse, lo que afecta a los microprocesadores sensibles al calor.

Se trata de una queja presentada a poco de aparecer el producto, el 22 de noviembre, en varios sitios de Internet especializados en juegos por parte de propietarios que utilizaban el Xbox Live, el servicio de juegos online.

Tengan razón o no, lo que parece claro es que las demandas contra los productos electrónicos más populares se han puesto de moda en los últimos tiempos. Un consumidor demandó a Apple al poco tiempo de que el fabricante informático lanzase a bombo y platillo su reproductor digital de música iPod Nano.

Este usuario denunció a la compañía ante un tribunal de San José, en California, bajo el argumento de que los iPod son demasiado delicados para su uso normal ya que se rasgan excesivamente, lo que supone que la pequeña pantalla es muy difícil de leer. Las quejas sobre el iPod Nano, más fino que un bolígrafo, comenzaron a salir a la luz en Internet cuando varios propietarios se quejaron de que la superficie del artículo se rayaba con facilidad y los cristales se agrietaban.

libertaddigital