El PSOE eliminará el canon si gana las Elecciones. ¿Por qué no lo hizo antes?

El "todo vale" vuelve a la política española con la llegada de las Elecciones Generales. Una de las promesas electorales de Alfredo Pérez Rubalcaba, candidato del PSOE, es la supresión del canon digital, algo que causa estupefacción puesto que en 8 años en el Gobierno, su partido ha defendido hasta el hartazgo este gravamen.

Entre la estupefacción, la indignación y la guasa. Así han sido recibidas algunas de las promesas electorales del PSOE de cara a los comicios que se celebrarán el 20 de noviembre. Según todos los sondeos, el PP acabará sustituyendo al partido que ha gobernado durante los últimos ocho años en nuestro país. En una estrategia marcada claramente por la desesperación, los socialistas han decidido sacar el cheque en blanco de promesas electorales como última opción para captar votos.

Varias de sus propuestas que ya se conocen han causado indignación. El más claro ejemplo ha sido poner sobre la mesa ahora la dación en pago para saldar las hipotecas inmobiliarias, algo que se viene exigiendo durante mucho tiempo y a lo que el partido de Rubalcaba se ha negado por pasiva y por activa. Las reivindicaciones que lo exigen han sonado con gran fuerza en los últimos meses y ahora, en un alade de oportunismo flagrante, el PSOE decide plantearlo.

Centrándonos en el ámbito tecnológico también encontramos una propuesta que roza la desfachatez. Se trata de la eliminación del canon digital, la tasa con la que se gravan soportes y dispositivos tecnológicos para compensar a los artistas por el derecho a la copia privada. Cuando se cumple nada menos que un año desde la sentencia del Tribunal Europeo de Justicia que declaraba ilegal este gravamen en su actual aplicación sin que el PSOE haya hecho nada por modificarlo o eliminarlo, el mismo partido levanta ahora la bandera de su supresión para reclamar el voto del electorado.

Las primeras críticas no han tardado en surgir. Angel Vázquez Hernández, presidente del Partido Pirata, lo ha dejado muy claro: "Durante años el PSOE ha defendido a capa y espada el dichoso canon". "El canon es algo que se les ha muerto hace meses y, aunque lo mantienen entubado, ya huele a cadáver en descomposición", explicaba Vázquez, quien ha criticado que a pesar de las resoluciones judiciales González-Sinde se marche "sin cambiar nada". Por último, calificó la promesa de su eliminación de "chiste propio de Tip y Col, Eugenio o Faemino y Cansado".

No sabemos si se trata de un chiste o no, pero parece más una broma de mal gusto. Todo un ejemplo de cómo la clase política de este país se sigue riendo de sus propios ciudadanos sin vergüenza alguna.