La SGAE podría desaparecer en 4 meses

La SGAE podría desaparecer en 4 meses

Redacción

La cuenta atrás para la posible desaparición de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) ha comenzado. El Ministerio de Cultura ha dado un plazo a la entidad de cuatro meses para que ésta le proporcione toda la información sobre su funcionamiento, organización y auditorías entre otros aspectos. Si no cumple, desaparecerá.

El escándalo en torno a la SGAE que se abrió el pasado mes de julio podría ser el comienzo del fin de la entidad de gestión de derechos de autor. Por primera vez y de una forma seria, planea la amenaza de una desaparición efectiva de la entidad por el fin de la licencia que otorga el Ministerio de Cultura a estas sociedades.

Según leemos en ABC.es, la entidad reconoció la recepción hace unos días del oficio de apercibimiento que solicitaba con urgencia la mejora de la información que ofrece de forma oficial a la Administración. Este tipo de apercibimiento está recogido en el artículo 149 de la Ley de Propiedad Intelectual, que trata las posibles revocaciones de licencias a las entidades gestoras. Si la SGAE no cumple en 4 meses con lo ordenado por el Ministerio (tendría que ofrecer información al detalle del funcionamiento, organización, auditorías internas y externas y todos los datos que se soliciten), la licencia podría ser revocada y así desparecería la entidad.

Soprende que el Ministerio de Cultura de Angeles González-Sinde, que siempre se ha posicionado junto a la SGAE en la férrea defensa de los derechos de autor sea ahora quien pueda acabar con la existencia de la entidad. Como se analiza en el citado medio, no puede entenderse este procedimiento sino como un intento por desmarcarse de la corrupción que azota a la entidad y como una medida electoralista, puesto que no olvidemos, las Elecciones Generales llegarán en poco más de un mes y no es poca la inquina que sienten muchos ciudadanos contra la entidad.

El silencio del Partido Popular también inquieta dentro de la entidad. El principal partido de la oposición y principal candidato para ganar las Elecciones no se ha posicionado en torno a la SGAE de una manera firme, aunque en pasados comicios ya prometió que acabaía con una de las grandes fuentes de ingresos de la gestora: el canon digital.

Lo que parece evidente a estas alturas es que el actual modelo de la entidad pasará a mejor vida en poco tiempo. La gestión dentro de la propia SGAE por parte de Teddy Bautista y sus allegados propicia una intervención pública que podría suponer la revocación de a licencia, e incluso ya se habla de formularla con rango de ley. Todo apunta, por tanto, a que el año 2012 se cierne como el del fin… de la SGAE.