La SGAE pagó la producción de un disco de Ramoncín a una empresa propiedad de Ramoncín

El sumario de la trama de la SGAE sigue destapando trapos sucios dentro de una sociedad de gestión que ha malversado fondos presuntamente y que salpica a personajes como Ramoncín. La última noticia aparecida en los medios demuestra que en 2004 la entidad de gestión pagó 20.000 euros al propio cantante por la producción de su  propio disco.

Trato de favor, de ese modo podemos resumir los métodos de la SGAE con las personas vinculadas a la entidad de gestión que defendían a capa y espada su funcionamiento. Según Público, el sumario de la “operación Saga” pone a Ramoncín en el ojo del huracán demostrando que cobró dinero que no le correspondía.

Según consta en las cuentas anuales de 2004 de la sociedad de derechos de autor, hay un gasto imputado denominado “CD de Ramoncín” que lleva asociado el pago de 20.000 euros a Producciones impertinentes SL. Hasta aquí ningún problema si no fuera porque la citada sociedad tiene al propio Ramoncín como administrador único en esa fecha según consta en el registro mercantil. Es decir, la SGAE pagó por la cara un disco al rey del pollo frito.

Con este tipo de situaciones, es comprensible que el propio Ramoncín actuara como defensor del canon digital y del cobro de derechos de autor. 

¿Actuará la justicia?

El escándalo de la SGAE parece no tener fin. Lujo, viajes, regalos son algunos de los rastros que ha dejado la presidencia de Teddy Bautista en la cuestionada sociedad de gestión. Tampoco hay que perder de vista las jubilaciones anticipadas que aseguraban pensiones millonarias a personas que ni si quiera iban a trabajar.

Hasta el momento, la investigación continúa y podría llevar a la cárcel a personajes públicos que han tenido la valentía de llamar “ladrones” a los internautas por descargar contenidos en redes de intercambio. La cuestión es, ¿Quién ha robado a quién?