Trama SGAE: Cheques en blanco y sueldos a personas que no trabajaban

Trama SGAE: Cheques en blanco y sueldos a personas que no trabajaban

Javier Sanz

El sumario de la operación contra el desvío de fondos desde la SGAE a sociedades vinculadas a varios miembros de la entidad de gestión sigue mostrando detalles que evidencian la falta de control por parte del Gobierno. Cheques en blanco firmados e incluso sueldos a personas que estaban en su casa son algunas de las barbaridades que se han filtrado a la prensa.

El diario Público sigue ofreciendo detalles sobre la “operación Saga” que demuestran como Teddy Bautista y los imputados se enriquecieron presuntamente de forma ilegal con fondos provenientes del canon digital. Una trama que se inició hace años y que de momento sólo ha costado varias fianzas y un mes de cárcel a los presuntos cabecillas.

El chófer de Teddy estuvo un año cobrando sin trabajar

Pre-jubilaciones anticipadas y sueldos a personas que no trabajaban forman parte de la investigación iniciada por la Guardia Civil el pasado mes de julio. Sorprende el caso del chófer de Eduardo Bautista que cobraba estando en su casa. Natalia Gómez de Enterría, responsable de personal de la SGAE explicó a la policía que el conductor del presidente de la entidad fue enviado a casa cobrando por “problemas con el alcohol”. Según fuentes no oficiales de la SGAE, Teddy Bautista daba y quitaba responsabilidades remuneradas en función de sus intereses y es que varias personas de su entorno cobraban sueldos millonarios sin tener una función clara.

Cheque en blanco

La trama de la SGAE parece que no tiene límite. Según Público, el informe de la Guardia Civil señala que “en la caja de seguridad situada en la sede de Microgénesis se encontró un cheque en blanco con membrete de la SDAE, sociedad encargada de los trabajos digitales de la SGAE. En 2008 y 2009 hay pagos millonarios a servicios prestados por la sociedad tampoco están justificados.

Lo más sorprendente es que los presuntos cabecillas de la trama están en la calle después de estar un mes en la cárcel y de pagar fianzas millonarias. No hay que olvidar que el presidente de la SGAE sigue imputado y podría ir a la cárcel si finalmente el juez le declara culpable. Sería una paradoja que una persona que ha acusado de “ladrones” a los internautas acabe en la trena por robar dinero de los ciudadanos.