Todos los imputados en la trama de la SGAE están fuera de la cárcel

Todos los imputados en la trama de la SGAE están fuera de la cárcel

Javier Sanz

José Luis Rodríguez Neri, presunto cabecilla de la trama de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) ha sido el último en abandonar la cárcel después de pagar una fianza de 300.000 euros. En este momento, no hay ningún imputado en la causa dentro de la trena.

Todo comenzó el pasado mes de junio cuando se filtró a la prensa la investigación que estaba llevando a cabo la Audiencia Nacional sobre las cuentas de la entidad gestora de derechos de autor. El 1 de julio la Guardia Civil irrumpió en la sede de la SGAE deteniendo a varios miembros relacionados con la trama, entre ellos, Teddy Bautista, ex presidente y presunto implicado de un delito de estafa y malversación de fondos.

Fianzas millonarias para salir de la cárcel

Rafael Ramos, directivo de Microgenesis, empresa que recibía los fondos de la SGAE fue el primero en salir de la cárcel el pasado 20 de julio después de pagar una fianza de 150.000 euros. El último en abandonar la trena ha sido Rodríguez Neri, presunto cabecilla que ha abonado 300.000 euros. Ambos están imputados por dos delitos de apropiación indebida y malversación de fondos. Las primeras averiguaciones realizadas por la Guardia Civil señalan que varias personas relacionadas con la SDAE, entidad digital de la SGAE recaudó 365 millones de euros en 2010.

Turbulencias en la SGAE

Cuando río suena agua lleva y es que desde hace años la SGAE ha estado en el punto de mira de internautas, algunos artistas y asociaciones de usuarios. El desorden en el reparto del canon y la falta de control han propiciado que los cabecillas de la trama desviaran fondos a empresas privadas relacionadas con la sociedad. De hecho, en los últimos 7 años la entidad de gestión incrementó en un 260% sus tarifas. Bodas, bares de copas, conciertos, festejos fueron objetivo de la SGAE que ingresó cantidades millonarias de forma arbitraria y con el beneplácito del Gobierno.

De momento, la investigación continuará pero los responsables de la trama están en la calle después de haber robado presuntamente varios millones de euros.