Anonymous niega que Facebook vaya a ser atacado

Anonymous niega que Facebook vaya a ser atacado

Redacción

¿División dentro de Anonymous? El programado ataque a Facebook por parte del conocido grupo de hacktivistas para el próximo 5 de noviembre podría no contar con todo el respaldo de quienes se consideran parte del grupo según se ha sabido a través de la cuenta del colectivo en Twitter.

Hace unos días os contábamos la intención de Anonymous de atacar la mayor red social de Internet por sus continuos ataques a la privacidad de los usuarios. "Facebook ha estado vendiendo información a las agencias de gobiernos, y ofreciendo acceso clandestino a los datos de los usuarios, por lo que permite espiar a gente de todo el mundo", explica la página creada en Facebook para informar sobre el ataque del grupo.

La elección del 5 de noviembre como día del ataque no es casual. En dicha fecha del año 1605 fracasó el complot organizado por Robert Catesby y Guy Fawkes contra la monarquía británica, hecho conocido como la Conspiración de la Pólvora. De éste último es el rostro que tomó Alan Moore para su personaje de cómic V de Vendetta, símbolo que adoptó el grupo Anonymous.

"No es nuestro estilo"

Sin embargo, no todo este colectivo parece estar de acuerdo con la acción que pretende emprenderse contra la red social. Desde la cuenta de Anonymous en la red social de microblogging Twitter se han lanzado varios mensajes que invitan al desconcierto y a pensar en una cierta desunión dentro de quienes se consideran dentro del colectivo. "No es nuestro estilo matar al mensajero", se afirma desde esta cuenta. "No seas tonto. Hay cosas importantes que están sucediendo en el mundo como para hacer frente a las peculiaridades como #OpFacebook", explican.

En sus mensajes, el grupo asegura que aunque "#OpFacebook está siendo organizada por algunos Anon", esto "no significa necesariamente que todos los miembros de Anonymous estén de acuerdo". Parece por tanto que esta operación ha creado cierta polémica dentro de un colectivo que habitúa a responder ante grandes corporaciones o grupos políticos de forma unitaria.