Un fallo de seguridad en Android facilita el robo de datos bancarios del usuario

¿Hasta qué punto es seguro introducir datos bancarios desde Android? Un reciente estudio ha descubierto que un fallo en el diseño del sistema operativo de Google para dispositivos móviles podría ser utilizado por estafadores para robar este tipo de datos de los usuarios.

Según hemos conocido a través de CNET, un grupo de investigadores ha advertido de los riesgos de sufrir phising utilizando terminales con Android. El informe señala que los desarrolladores pueden crear aplicaciones en apariencia inofensivas pero que pueden mostrar un falso acceso a nuestra cuenta bancaria cuando pretendamos acceder a ella desde el dispositivo móvil.

Desde la firma Trustwave se explicó cómo los desarrolladores pueden crear aplicaciones que lancen estas pantallas falsas. Aunque las aplicaciones que funcionan en segundo plano envían mensajes de notificación mediante la barra superior, también es posible que estas pasen a estar en primer plano. Esto resulta útil, por ejemplo, para enviar una imagen de nuestro terminal a redes sociales, pero también permite que una aplicación maliciosa reemplace la herramienta que ofrece nuestro banco para hacer transacciones desde el móvil o para acceder a nuestra cuenta.

Los investigadores demostraron su teoría con una presentación. En ella se aparentaba instalar un producto totalemente legítimo pero cuya función era mostrar las pantallas de acceso a cuentas como Gmail o Facebook. La pantalla falsa se mostraba ante el usuario sin que éste tuviese tiempo para darse cuenta del cambio en lugar de la pantalla legítima. Asimismo, también se permitiría modificar las acciones del botón de retroceso de modo que el usuario no pueda salir de la aplicación maliciosa o detectar lo que realmente está sucediendo en su móvil.

Asimismo, el fallo en el diseño permite que se abran múltiples y molestos pop ups con publicidades programados para aparecer, por ejemplo, al iniciarse determinadas aplicaciones. Google ya conoce el fallo e intenta buscar una solución que repare este problema en el diseño. Igualmente, se ha comprometido a eliminar del Android Market toda aplicación con estas características. Eso sí, sólo podrá hacerla siempre que se reciban reportes de usuarios afectados.

Así pues, una nueva prueba de cómo el aumento en la popularidad de la plataforma de Google está convirtiéndola en uno de los objetivos de desarrolladores de aplicaciones maliciosas. A este peligro potencial de phising tenemos que unir los conocidos virus y troyanos que ya circulan para Android y que comprometen la información personal del usuario. De este modo, seguimos recomendando las máximas precauciones a la hora de instalar aplicaciones e introducir datos personales y bancarios desde nuestro terminal móvil.