El Gobierno intermedió entre Hacienda y la SGAE para evitar problemas

El Gobierno intermedió entre Hacienda y la SGAE para evitar problemas

Redacción

Dos semanas han pasado desde que se destapase el escándalo en torno a la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) y según pasan los días se descubren nuevos datos de las relaciones entre la entidad, negocios privados y el Gobierno. El último de ellos relaciona al Ejecutivo de Zapatero con los problemas entre la SGAE y Hacienda.

Leemos a través de Expansión la última noticia relacionada con los asuntos turbios que envuelven a la SGAE. En esta ocasión se trata de su relación con la Agencia Tributaria, con quien comenzaron los problemas de fiscalidad años atrás acerca de los derechos de los autores no residentes en nuestro país, en concreto latinoamericanos en su mayoría. Según este medio, en enero de 2005 el Gobierno solucionó el conflicto mediante una Orden Ministerial que daba la razón a la entidad de gestión de derechos de autor.

Conflicto desde los años 90

En las cuentas anuales y auditorías a la entidad se destacan salvedades presentadas en sus informes presentados desde finales de los 90 hasta 2005, según la entidad por su conflicto con Hacienda. La entidad consideraba que lo recaudado en derechos de autor por autores suramericanos había de ser trasladado a las entidades similares en el país de origen de los artistas. De este modo, conseguía la aplicación del Convenio para Evitar la Doble Imposición con cada país, cuyo tipo reducido puede rebajar el canon de los derechos de un 25%, por ejemplo, a un 12%.

Por su parte, la Agencia Tributaria pretendía que la SGAE tenía que traspasar lo recaudado a los artistas y por ello tiene litigios con la sociedad que ascenderían a 60 millones de euros desde 1992 a 2005. La Orden Ministerial del Gobierno le habría ahorrado a la entidad que presidía Teddy Bautista 40 millones de euros desde entonces.

Según señala el diario que publica la información, el Ministerio de Economía y Hacienda fue el encargado de emitir la Orden Ministerial que atendía a las peticiones de la SGAE y de otras entidades de gestión. Así, el Ejecutivo cerró a favor de estas últimas el contencioso histórico que mantenían con Hacienda en lo referido a derechos de autor de los creadores no residentes en nuestro país.