Teddy Bautista no piensa dimitir y la SGAE le mantiene en el cargo pese al escándalo

"Teddy Bautista ni piensa dimitir ni nosotros le hemos instigado a que dimita". Con esta rotundidad se ha mostrado el cantante Caco Senante, uno de los comparecientes en rueda de prensa para aclarar la situación por la que atraviesa la SGAE. El recién reelegido presidente de la entidad seguirá en su cargo al menos una semana más.

Europa Press se hace eco de la rueda de prensa de la nueva Junta Directiva de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) en la que cuatro representantes han mostrado la decisión adoptada por la entidad de gestión de derechos de autor tras destaparse el escándalo del presunto desvío de fondos que implicaría a Teddy Bautista, presidente de la sociedad. Esta pasa por conformar una comisión gestora a partir del próximo 12 de julio.

El organismo, según explicó el cantante Víctor Manuel en la lectura de un comunicado, tendrá poder ejecutivo y podróa destituir a Teddy Bautista, a pesar de que, como explicó Caco Senante, el presidente "ni piensa dimitir" ni desde la entidad se le ha pedido que lo haga. De este modo, la SGAE le mantiene en su puesto, algo que no sucede con el presunto cabecilla de la trama, el ya ex director de la dirección de la SDAE, José Luis Rodríguez Neri. Asimismo, se confirmó que la comisión gestora estará formada "por cuatro miembros (de la SGAE) y presidida por un gestor externo de reconocido prestigio". Senante señaló que Teddy Bautista se encuentra de acuerdo con la decisión de nombrar esta comisión.

Víctor Manuel descarta el amaño de las elecciones

Respecto a una hipotética repetición de las elecciones a la presidencia de la entidad, Víctor Manuel negó esta posibilidad porque "sería una burla a los socios", tal y como leemos en información de El País a pesar de que se investiga un posible amaño en las mismas. Este mismo medio ya aseguró que Bautista ha aceptado dejar el cargo y que lo anunciaría en el día de hoy, pero esta posibilidad se ha esfumado tras una rueda de prensa marcada por la agresividad de las preguntas de los periodistas y por las respuestas evasivas de los autores.

Por otro lado, Ernesto Caballero, otro de los autores que comparecieron en rueda de prensa aseguró que este caso no debe ensuciar la imagen de la SGAE. "En cien años de honestidad este es el primer caso puntual", apuntó el autor. Lo que parece claro es que esta situación debe ser un punto de inflexión en el funcionamiento de una entidad que se ha ganado la enemistad de gran parte de la sociedad española por sus acusaciones hirientes y métodos recaudatorios.