El Gobierno pide a Europa que anule la multa de 151 millones de euros impuesta a Telefónica

El Tribunal General de la Unión Europea ya tiene en su poder la solicitud del Gobierno de España en la que se pide la anulación de la elevada multa que impuso la Comisión Europea a Telefónica en 2007, que asciende a 151,8 millones de euros. En el texto se destaca que la CE no contó con la debida colaboración de la CMT.

Como leemos en El País, el Gobierno intenta echar un cable a Telefónica en su conflicto abierto con la Comisión Europea, que sancionó a la compañía española hace cuatro años. Concretamente el 4 de julio de 2007, la Comisión confirmaba la sanción al señalar que el operador histórico había impuesto entre septiembre de 2001 y diciembre de 2006 precios no equitativos y abusar de posición dominante en el sector de la banda ancha.

La CE inició en 2003 la investigación contra Telefónica tras la denuncia de France Telecom y pronto concluyó que la compañía debilitaba a sus rivales al obligarles a igualar los precios minoristas y por tanto impedir que crecieran en el mercado del ADSL español sin entrar en pérdidas.

El Gobierno ya respondió en el momento de conocerse la multa en octubre de 2007 y ahora vuelve a hacer lo propio. En esta ocasión indica que el organismo europeo no dio a la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) la oportunidad de colaborar con el procedimiento administrativo "en ningún momento". El Ejecutivo español considera que al organismo regulador de las telecomunicaciones en nuestro país sólo se le dio "un papel pasivo limitado a la contestación a los requerimientos de información y una reducida participación en las últimas fases del procedimiento".

El Gobierno considera que la CE sancionó a Telefónica por "una supuesta práctica anticompetitiva que ya había sido analizada por la CMT" y se incumplió así el "deber de cooperación". Desde Bruselas se defiende la sanción asegurando que la CMT tuvo el protagonismo específico y que el regulador "nunca analizó la existencia de un estrechamiento de márgenes" entre el producto mayorista regional y los productos minoristas de Telefónica sobre la base de los costes históricos reales de Telefónica, "sino sólo a partir de previsiones".

El Tribunal Europeo ya celebró una primera vista sobre el recurso de Telefónica a la multa el pasado 23 de mayo. En él argumentaba que había habido errores básicos de apreciación de la Comisión en el mercado de la banda ancha en España. En caso de confirmarse la multa sería un récord en nuestro continente hasta el momento.