La SGAE pide a las tiendas que paguen derechos de autor por la música que ponen

La SGAE pide a las tiendas que paguen derechos de autor por la música que ponen

Javier Sanz

Según el diario de Ibiza la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) pide a los establecimientos de venta de ropa, calzado y supermercados que paguen el canon digital para compensar a los autores. Esta campaña ha generado malestar entre los propietarios de las tiendas ya que en algún caso no se trata de hilo musical para amenizar el local, sino de la radio que escuchan las dependientas para no aburrirse en los momentos en que el establecimiento está vacío. Por este motivo les parece abusivo tener que pagar. Curiosamente hoy en las jornadas de puertas abiertas de iRC-Hispano un diputado del PSOE ha comentado lo siguiente:

Pregunta: ¿Cuando le van a meter mano a la SGAE y adaptarse a los tiempos que corren con respecto a la propiedad intelectual, internet, pirateria, etc?

Respuesta: La pirateria es un fraude que debe perseguirse con dureza. La pirateria causa el cierre de muchas empresas y la pérdida de trabajo de muchos profesionales. Creo en una regulación que evite situaciones de abuso, incluso las que provengan de los organismos que defienden o dicen defender los intereses de los creadores.

Por otro lado un diputado del PP ante una pregunta similar respondió lo siguiente:

En resumen, te diré que soy partidario de la máxima libertad, pero creo que hay que conciliarla con la propiedad intelectual. La política socialista en este tema es de un proteccionismo que perjudica al usuario, restringe la libertad y pretende poner puertas al campo. No es el camino.

José María Jiménez, delegado de la SGAE, destaca que en lo que va de año se ha inspeccionado a cerca de 200 establecimientos, la mayor parte de los cuales no estaban pagando el canon digital que les autoriza a poner música.

Para poder seguir manteniendo la radio o el CD los propietarios deben pagar una cuota que es de 5,73 euros al mes por cada 50 metros cuadrados de superficie. Esta cifra se multiplica por el número de equipos de música y televisión de que disponga el establecimiento.

Tras la visita del inspector, los propietarios reciben un escrito de la SGAE en el que se les comunica que tienen siete días para solicitar la licencia en la delegación más próxima. En el supuesto de que no lo hagan, el caso se remite a los abogados de la Sociedad General de Autores y Editores para que presenten una denuncia en el juzgado.