Los operadores aumentan la presión para que Google o Facebook financien sus redes

La crisis económica y la caída de ingresos de los principales operadores de telecomunicaciones ha vuelto a abrir el debate sobre la famosa "tasa Google". Los operadores quieren que las grandes empresas cofinancien sus redes para evitar su saturación debido al uso intensivo.

César Alierta, presidente de Telefónica, fue el encargado de proponer una tasa a los buscadores durante la celebración del Mobile World Congress de Barcelona en 2010. El directivo argumentaba que las grandes compañías de Internet consumían demasiados recursos y por ello debían contribuir a la financiación de sus redes. Otros operadores como Vodafone respaldaron la propuesta de Alierta.

Según publica Expansión, Telefónica, Vodafone y Orange quieren firmar acuerdos individuales con empresas como Google, Facebook o eBay, para facilitarles un acceso "especial a sus infraestructuras". Se trata pues de una nueva forma de funcionar que podría atentar contra el principio de neutralidad de la red ya que las grandes empresas podrían tener prioridad sobre otras. El fantasma de la neutralidad no es la primera vez que aparece, de hecho hace unos días nos hicimos eco de una noticia que aseguraba que en Francia los operadores habían comenzado a ralentizar a Youtube para forzar a Google a pagar por el uso intensivo de la red.

Inversión privada o pública

La saturación de la red es un hecho, los usuarios cada vez consumen más ancho de banda, los operadores proporcionan más velocidad y además los servicios demandan más tráfico. Para evitar este fenómeno, el secretario general de Vodafone España, Pedro Peña, señaló en unas jornadas sobre telecomunicaciones que los acuerdos entre operadores y empresas de Internet son necesarios para "acometer la inversión adicional necesaria para evitar la saturación de las redes". Las alternativas pasan, según el responsable de la operadora, por subidas de precios o financiación pública.

¿Afectarán estas políticas a los usuarios finales? ¿Accederán las grandes empresas a financiar las redes de los operadores? De momento, hay muchas preguntas en el aire.