El streaming de vídeo de pago supera en tráfico al P2P. ¿Está cercano el fin de la piratería?

Se confirma la tendencia apuntada en los últimos meses. Los servicios de streaming de vídeo de pago están aumentando considerablemente su tráfico, como el caso de Netflix en Estados Unidos, llegando a superar incluso al que circula en redes P2P como BitTorrent, lo que demuestra que un modelo legal y asequible es lo que puede acabar con la piratería y no unas leyes censoras.

A través de Portaltic.es conocemos los datos del tráfico generado en Internet en el último mes en Estados Unidos. Por primera vez desde que naciese, Netflix ha conseguido superar a BitTorrent en cantidad de datos transmitidos, algo que llama poderosamente la atención si tenemos en cuenta que el servicio P2P es gratuito mientras Netflix es de pago.

El estudio mencionado señala que las cuentas de usuarios de Netflix en Estados Unidos mueven ya el 22,2% de todo el tráfico de banda ancha del país, frente al 21,6% de cuota de BitTorrent. Según datos de Sandvine difundidos por Wired, en las horas punta de consumo, llega Netflix 30% de todo el tráfico, con un incremento del 44% sobre los resultados registrados en el último trimestres de 2010.

Recordemos que Netflix ofrece a sus usuarios el acceso a un amplísimo catálogo de películas y series online a cambio de una tarifa mensual de 9 dólares (6,3 euros). Los usuarios tanto del país estadounidense como sus vecinos canadienses han impulsado este servicio que genera amplios beneficios.

Sin embargo, a pesar de su modelo legal y sostenible, Netflix admite que es "cada vez más difícil" entrar en España debido a los "abusivos derechos de autor" que existen en nuestro país, ya que representan "un coste 2 o 3 veces mayor que esos mismos derechos en los países de nuestro entorno, como Francia o Alemania". Por ahora, la oferta legal se encuentra con esta traba para penetrar en nuestro país, pero algunas empresas como Voddler ya han anunciado que intentarán hacerse un hueco en nuestro país.

Una vez más, con estos datos en la mano, se confirma que el "gratis total" no es el principal motivo que impulsa a los usuarios a descargar contenidos a través de P2P. La carencia de una oferta legal de calidad y a precios asequibles se antoja fundamental para entender por qué muchos usuarios recurren al intercambio de archivos, aunque conviene recordar que a pesar de utilizar P2P los usuarios sí consumen contenidos de pago como han demostrado varios estudios.