Hollywood demanda a más de 23.000 internautas que descargaron una película por BitTorrent

La lucha contra la piratería vuelve a llevar a Hollywood a presentar una demanda masiva contra usuarios de la red de intercambio de archivos BitTorrent que presuntamente habrían descargado la película «Los mercenarios«. En anteriores ocasiones sus reclamos fueron ignorados por los tribunales.

Nueva demanda masiva de la industria cinematográfica contra usuarios particulares en Estados Unidos. El grupo antipiratería US Copyright Group (UCSG) ha sido el encargado de poner en marcha esta acción según información publicada por Wired y recogida por Portaltic.es. Según se apunta, más de 140.000 usuarios podrían llegar a los tribunales, contando con los 23.000 denunciados por la película protagonizada por Sylvester Stallone.

Hasta ahora UCSG ha conseguido cerrar varios acuerdos extrajudiciales con usuarios particulares que habrían accedido al pago de 3.000 dólares (algo más de 2.000 euros). En caso de llegar a los tribunales se amenazaba con que el montante llegase hasta un máximo de 150.000 dólares (105.000 euros), una cantidad que se antoja inasumible para el internauta medio por la descarga de una mera película.

El grupo antipiratería habría localizado a los usuarios supuestamente infractores de los derechos de autor rastreando su dirección IP, a pesar de la reciente sentencia que señala que una dirección IP no puede ser relacionada directamente con una persona. Sin embargo, en este caso se repite el procedimiento masivo de demanda, llegando a ser ésta la mayor demanda masiva presentada en la historia de Estados Unidos por motivos similares. Esta misma semana podrían darse las primeras citaciones judiciales.

El fracaso de las demandas masivas

Mas este tipo de persecuciones legales no han tenido éxito hasta la fecha según hemos ido viendo en los últimos antecedentes. El pasado mes de febrero informábamos del estrepitoso fracaso de estas acciones por parte de la industria discográfica y el rechazo por parte de las autoridades judiciales de este tipo de demandas. Concretamente en el último año fueron rechazadas más de 41.000 causas por motivos similares a los que ahora vuelven a motivar la actuación de UCSG.

Para más inri conviene recordar la elevada cifra económica que supone para la industria cinematográfica emprender estos procesos. En 2010 se habrían invertido 16 millones de dólares (12,5 millones de euros) en perseguir a usuarios para tan sólo recaudar 400.000 dólares lo que demuestra lo deficitario del «negocio» y la dificultad que tienen estas compañías para adaptarse a Internet, el nuevo medio al que ven como enemigo en lugar de aprovechar sus bondades.