Movistar denuncia que la CMT le impide ser competitiva en Asturias

La decisión de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) que conocimos hace unos días y que impide a Movistar lanzar determinadas ofertas de banda ancha en Asturias ha llevado al operador a criticar al regulador. Para Movistar, esta resolución le impide ser competitiva en una región donde la lucha es dura con las ofertas de alta velocidad de Telecable y Adamo.

Movistar se ha mostrado muy crítica con la CMT por impedir su entrada de una forma más competitiva en el mercado de la banda ancha asturiano. Así lo recoge La Nueva España, después de que el organismo regulador de las telecomunicaciones en nuestro país rechazase la comercialización de varias ofertas de Movistar.

En concreto, el operador histórico quería lanzar una conexión de 10 megas sin datos y sin cuota de línea por 28 euros al mes, con mayor velocidad que su ADSL Libre de 3 megas que comercialia por 32,90 euros. Asimismo, pretendía poner en el mercado un servicio empaquetado de conexión a Internet a esa misma velocidad con tarifa flana de voz y tarifa diaria de Internet móvil o con llamadas de fijo a móvil por 20,95 euros mensuales. La CMT frenó estas propuestas "por no poder ser replicados por otros operadores".

Mercado dominado por Telecable

Sin embargo, Movistar asegura que "otros operadores comercializan ya a nivel nacional productos de similares características" y que esta decisión daña sus posibilidades de competir en Asturias. En el Principado domina el operador de cable Telecable con un 48% de cuota de mercado en la región con conexiones que llegan a alcanzar los 70 megas. También destaca el operador de fibra óptica Adamo, que llega a ofrecer 100 megas de forma promocional por 19,95 euros al mes hasta agosto y por 35 euros a partir de esa fecha.

Como sí podrá entrar a competir en la región asturiana Movistar será con otra promoción que sí fue aprobada por la CMT. Se trata de una oferta de conexión de 10 Mbps que permite el servicio telefónico mediante Voz IP, realizando las llamadas telefónicas a través de la línea ADSL sin emplear la banda vocal del cable telefónico. Su precio será de 32,50 euros al mes más IVA pero no se sabe cuándo llegará al mercado y si la compañía también lo lanzará a nivel nacional.