Los principales fabricantes de móviles, investigados por rastrear a sus usuarios

¿Por qué almacenan los principales fabricantes de teléfonos móviles datos de geolocalización de sus usuarios? La pregunta surge después de conocerse que compañías como Apple, Microsoft o Google incluyesen en sus sistemas operativos métodos que recogerían y almacenarían estos datos, por lo que serán investigadas.

Como podemos leer en Cinco Días, desde Estados Unidos ha comenzado una investigación en torno a Google, Nokia, Microsoft, RIM, HP y Apple. El comité de la Cámara de Representantes del país estadounidense encargado de la supervisión de los asuntos que atañen a la privacidad de los ciudadanos se ha puesto en contacto con estas poderosas empresas para esclarecer los motivos que les han llevado a recoger y guardar datos sobre la ubicación de los usuarios de sus teléfonos inteligentes.

Se sospecha que esto podría ser un ataque a la privacidad, ya que quedarían registrados absolutamente todos los movimientos geográficos de los dueños de los terminales y estos datos podrían ser compartidos con terceras empresas. En un primer momento sólo se habló de Apple y Google, quienes a través de iPhone, iPad y terminales Android rastreaban a los usuarios, pero Nokia, Microsoft con su Windows Phone 7, HP y RIM parece que podrían haber hecho lo propio según se apunta desde el país norteamericano.

En los últimos días hemos conocido que dos usuarios de Apple han decidido acudir a los tribunales por estos motivos. Un ciudadano de Florida y otro de Nueva York, propietarios respectivamente de un iPhone y un iPad han denunciado a la compañía de la manzana mordida por el sistema de rastreo oculto en sus dispositivos. Ambos solicitan que Apple ponga fin a estas prácticas.

Sin embargo, el propio Steve Jobs, presidente del gigante de Cupertino, ha negado que su compañía almacene la ubicación de sus clientes. Esto no ha convencido a la fiscal del Estado de Illinois, quien ha solicitado una reunión de urgencia con los ejectivos tanto de Apple como de Google.

De este modo, Estados Unidos se suma a la lista de países que investigan a estas compañías por sus prácticas contra la privacidad de los usuarios. Entre otros países, Corea del Sur, Canadá, Francia, Alemania o Italia ya han iniciado sus procesos de investigación y desde las agencias europeas de protección de datos ya se ultima un dictamen que sentará las reglas para los servicios de geolocalización ligados a dispositivos móviles inteligentes.