Holanda eliminará el canon digital. ¿Tomará ejemplo España?

Holanda eliminará el canon digital. ¿Tomará ejemplo España?

Redacción

Adiós al canon digital… en Holanda. El país europeo ha tomado como decisión anular esta tasa argumentando que así se fomentará la creatividad y la innovación. El ejemplo contrapuesto es el de España, donde a pesar de los tirones de orejas desde los distintos tribunales, el Gobierno no se plantea ni por asomo eliminarlo.

Duro golpe para las entidades de gestión de derechos de autor y la industria cultural en Holanda. Según leemos en elEconomista, el país holandés ha dado un paso adelante a la hora de entender los derechos de autor de otra forma distinta a como venía sucediendo en los últimos años y se ha solicitado que las gestoras equivalentes a la SGAE o EGEDA en nuestro caso sean más transparentes en sus cuentas y la división del dinero recaudado con un canon que se elimina en su aplicación a soportes y dispositivos electrónicos.

El aspecto negativo de la decisión tomada en Holanda es que el precio de algunas obras originales aumentará, concretamente las que no estén protegidas con sistemas anticopia. No sucederá la misma en las que contengan estas restricciones, cuyo precio seguirá como hasta ahora. Pero lo más sorprendente de la decisión es el poder que se da a los autores para que puedan emprender acciones legales contra los productores o publicistas que no promocionen su obra. Es decir, éstos tendrán que aprovechar el escaparate que le brinda el mundo digital para la promoción de los productos y que estos no caigan en el olvido.

Como ejemplifica el medio con situaciones reales que suceden en España, si una película se graba y el productor decide no comercializarla, éste podría ser denunciado por no aprovechar las nuevas tecnologías y abandonarla. Esto demuestra el compromiso de los holandeses con las nuevas tecnologías y el nuevo medio en el que cada vez se difunden más productos culturales y de entretenimiento, como es Internet.

Asimismo, y también a diferencia de lo que sucede en nuestro país, Holanda se ha reafirmado en que sean los tribunales únicamente los que tengan potestad para cerrar páginas webs con determinados contenidos que infrinjan los derechos de autor. Los propietarios de estas webs explicarán el porqué tienen esos contenidos y si los autores no está de acuerdo con su difusión a través de estas páginas podrán recurrir a los tribunales. Dado que en España los jueces han insistido en la legalidad de las páginas de enlaces, la industria cultural ha presionado al Gobierno para que saque adelante la Ley Sinde y que con esta norma se salten las decisiones judiciales para poner candados a webs que no son de su agrado.

"La propuesta holandesa debería llevarles a considerar que nuestras soluciones tienen sentido y debe intentar legislar en beneficio de ciudadanos y creadores y no de intermediarios", han declarado desde la plataforma Todoscontraelcanon, que lleva años luchando por la eliminación de este impuesto en nuestro país. Sin embargo, el Gobierno ya ha anunciado que únicamente reformará esta tasa, aunque su lentitud en hacerlo podría provocar que hasta finales de año no introduzca cambios. Para entonces se habrá cumplido un año de la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que obligaba al Gobierno a reformarlo o anularlo en su actual aplicación por ser abusivo e indiscriminado. El ejemplo está trazado, pero por desgracia parece que será obviado por nuestro Ejecutivo.