El PP vuelve a pedir la supresión del canon coincidiendo con las elecciones

Apenas falta un mes para las elecciones autonómicas y municipales y los grupos políticos vuelven a mostrar su mejor cara con promesas imposibles o difíciles de sostener. El último en hacerlo ha sido el Partido Popular, que como ya hiciera en el pasado en campaña electoral ha pedido la supresión del canon digital.

Sin mencionar alternativa alguna, el PP solicitará en el Congreso de los Diputados la eliminación del canon digital mediante una proposición no de ley. En ella pide que "se sustituya por otras fórmulas basadas en el uso efectivo de las obras y prestaciones" y que se siga compensando así a los artistas por la copia privada.

El partido presidido por Mariano Rajoy pretende que antes del 6 de junio de 2011 se publique un Real Decreto mediante el que se suprima esta tasa, como ha informado elmundo.es. El Gobierno no está por la labor de acabar con ella, aunque sí aceptó en la negociación con los populares y CiU para la aprobación de la polémica Ley Sinde que lo reformaría. La Justicia, tanto española como europea, ya ha instado al Ejecutivo a modificarlo por ser indiscriminado y abusivo en su actual aplicación.

Pero el partido de Rajoy parece que quiere ir más allá, casualmente coincidiendo con estas elecciones. "Siempre hemos estado a favor de la propiedad intelectual, pero hay que buscar fórmulas menos arbitrarias e indiscriminadas, más justas y equitativas", declaró el propio Rajoy el pasado fin de semana. De este modo, retomó el discurso que ya sostuvo en otras campañas con el fin de sacar rédito electoral. Meses antes de las últimas elecciones generales de 2008, el político gallego ya prometió que si lograba el triunfo eliminaría esta tasa que grava soportes y dispositivos electrónicos. Al igual que ahora, la alternativa propuesta brillaba por su ausencia, por lo que muchos temían que fuese la clásica promesa electoral que queda en agua de borrajas.

Cabe recordar que el canon digital no sólo se mantuvo durante las últimas legislaturas del Partido Popular con José María Aznar como presidente del Gobierno, sino que incluso esta tasa se aplicó a CD y DVD vírgenes en el año 2003, siendo aún Aznar presidente. Ahora el discurso de los populares parece haber cambiado, aunque muchos lo ven como una postura más por hacer oposición y ganar votos que porque realmente se opongan ideológicamente a la tasa.

A pesar de que fuentes del PP han señalado que "probablemente" la alternativa al canon llegará mediante otras proposiciones, la falta de concreción sobre ésta hace sospechar de las intenciones reales de un partido que en materia de propiedad intelectual no está muy alejado del PSOE. Así quedó patente en el apoyo a la Ley Sinde para cerrar páginas web de enlaces. La escasa coherencia que ha demostrado la clase política española hace mirar con demasiado recelo las intenciones de los populares.