Alejandro Sanz, el cantante que llama ladrones a los internautas, acumula impagos a Hacienda

Las oscuras relaciones de Alejandro Sanz con la Agencia Tributaria española salen a la luz por segunda vez en menos de una semana. Ahora conocemos nuevas informaciones que afirman que el cantante acumula decenas de reclamaciones por multas e impagos a Hacienda en nuestro país. Sanz parece criminalizar el robo a los músicos en Internet pero no acaba de llevarse bien con el fisco español.

El erario público de España tiene entre sus deudores más conocidos a uno de los personajes más críticos con las descargas en Internet y a favor de la Ley Sinde. No, no nos referimos a Pau Donés, sino a Alejandro Sanz, quien en apenas unos días ha comprobado cómo Extraconfidencial.com aireaba sus oscuras cuentas en nuestro país.

Hace unos días conocíamos cómo una de las sociedades del cantante no presentaba resultados en el Registro Mercantil desde hace nada menos que 4 años. Ahora el mismo medio asegura que éstas acumulan decenas de procedimientos de impago publicados en los boletines oficiales por incomparecencia o imposibilidad de notificación. Otra de sus sociedades, Gazul Producciones, tampoco habría pagado multas de tráfico entre los años 2006 y 2008, una de ellas impuesta en la misma dirección donde estaba registrada la sede de su empresea inmobiliaria Inmogazul.

Dicha inmobiliaria ha sido reclamada en dos ocasiones por el Impuesto de Actividades Económicas en la localidad madrileña de Valdeolmos, donde es propietaria de más del 92% de los terrenos de la Unidad de Ejecución de 5. Sus problemas con el fisco no se limitan únicamente a esta localidad. La liquidación de Transmisiones Patrimoniales de otra de sus sociedades se acumula en la lista de reclamaciones a otra sociedad del cantante. Eso sí, los resultados que reporta esta trama de sociedades se contabilizan en millones de euros.

Poco se ve ahora al cantante utilizando su Twitter para criticar con dureza a los evasores de impuestos y ni mucho menos les califica como "talibanes". En cambio, sí lo hizo entre finales del pasado año y comienzos del presente para atacar a los internautas que se mostraron contrarios a la Ley Sinde. Entre las perlas que soltó el madrileño se encuentran la equiparación de los derechos de autor con los de los niños con SIDA o declaraciones como "ustedes pueden decirme a mí lo que quieran, pero aquí, los fascistas y los peseteros son ustedes que le impiden a los nuevos talentos tener un futuro, que no les importa que los trabajadores de la cultura que pierdan su trabajo".

Su defensa de la propiedad intelectual le ha llevado a participar en el progama destinado a la obtención del Título Oficial de Máster en Propiedad Intelectual impartido por la Universidad Pontificia Comillas. Además, recientemente ha sido galardonado con la Medalla al Mérito en las Bellas Artes, en su categoría de oro y en atención a sus méritos y circunstancias, a propuesta de la Ministra de Cultura, Angeles González-Sinde. Ahora se conocen estos datos y no podemos sino cuestionarnos una vez más la autoridad moral de este cantante a la hora de llamar ladrones a los internautas.