Anonymous deja de atacar a PlayStation Network para no afectar a los usuarios

Anonymous deja de atacar a PlayStation Network para no afectar a los usuarios

Javier Sanz

Los usuarios había registrados errores en el funcionamiento de la plataforma de Sony desde el pasado lunes. La compañía lo achacaba a tareas de mantenimiento, pero coincide con los ataques del grupo de hacktivistas contra ésta.

Desde que en 2008 iniciara una serie de protestas y ataques DDoS contra diferentes páginas web de multinacionales, el grupo de internautas Anonymous ha aumentado de manera espectacular su campo de acción y protesta en los últimos años, actuando prácticamente en todos aquellos lugares donde consideran que se ha vulnerado algún derecho del usuario. Y entre sus últimas víctimas se encuentra la todopoderosa Sony, en todas sus ramas; entre ellas, uno de sus grandes pilares: PlayStation 3.

A comienzos de mes, Anonymous anunciaba su intención de atacar a la compañía japonesa: “Felicitaciones Sony, lograste llamar la atención de Anonymous”. Y los ataques no se hicieron esperar: la noche del 5 de abril, Sony.com cayó de manera intermitente, mientras PlayStation.com se mantenía más o menos estable.

La razón de esta campaña contra Sony vino a raíz de la puesta en marcha por parte de la compañía de acciones judiciales contra los usuarios Geohot y Graf-Chokolo, quienes habían logrado “hackear” la PS3; en el caso del primero, Sony le reclama 750.000 euros de multa. Anonymous lo consideró como un “abuso judicial” y decidió entonces iniciar una campaña a favor de los acusados.

Y desde el lunes, los usuarios de PlayStation Network habían encontrado serios problemas a la hora de emplear la plataforma. Sony comunicaba que dichos problemas se debían probablemente al programa de mantenimiento que recientemente han puesto en marcha en PSN, y aseguraba estar investigando la situación para resolverla cuanto antes. Sin embargo, desde Anonymous han afirmado, por el contrario, que dichos problemas han sido causados por la campaña de ataques iniciados por ellos mismos, a pesar de que ello no entraba dentro de su principal estrategia. Ante los problemas surgidos a los usuarios, han anunciado que dejarán de atacar a PSN con el fin de no perjudicar “severamente” aquéllos, por lo que éstos volverán a disfrutar de la plataforma de manera íntegra.

Pero ello no significa un cese de las hostilidades del famoso grupo de hacktivistas contra la multinacional japonesa. Es más, han asegurado que continuarán sus ataques hasta que queden “satisfechos con el resultado”. Sony debe seguir temblando.