Montilla dice que el canon de los CD y DVD protegerá a la Sociedad

Montilla dice que el canon de los CD y DVD protegerá a la Sociedad

Javier Sanz

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, José Montilla, señaló que la postura del Gobierno respecto al canon digital es de «conciliación entre los intereses de los creadores y de la industria» y que el proyecto de ley protegerá la Sociedad de la Información. Ademas recalcó que el proyecto que modifica la LPI, actualmente en tramitación parlamentaria, «refleja el acuerdo que pactaron fabricantes y entidades de gestión» y que somete a compensación «a aquellas copias que puedan lesionar los intereses de los creadores».

Así respondió esta mañana el ministro al senador Jordi Guillot Miravet, del grupo parlamentario Entesa Catalana de Progrés, en el Pleno del Senado, en el que éste manifestó el descontento de su partido ante el proyecto de ley con el que se regulará el canon digital (reforma del texto refundado de la Ley de la Propiedad Intelectual), un proyecto que, según dijo, «mantiene el canon y permite al consumidor realizar tres copias».

Del mismo modo, el ministro reiteró que quedan excluidos del canon equipos cuya utilidad básica no es la reproducción «como ordenadores, discos duros o conexiones de banda ancha, con lo que se garantiza el desarrollo de la sociedad de la información».

Protagonismo también a «usuarios»

El titular de Industria habló también del procedimiento que se seguirá a la hora de establecer el canon que será «flexible, transparente y participativo», ya que el gobierno pretende dar protagonismo «a creadores, distribuidores y usuarios».

Para el miembro del grupo catalán, el acuerdo privado dentro de la propia industria «está roto» y el único que tienen interés en mantener el canon digital «es el Gobierno», al que recordó que tendrá que buscar «otras mayorías» para sacar adelante este proyecto.

El senador Guillot Miravet señaló también el deseo de los miembros de la cámara, contrarios al canon, de «abolir» esta compensación y «buscar figuras que salvaguarden los intereses de creadores y consumidores»