Sony pide a Youtube información personal de usuarios por el hackeo de PlayStation 3

La cruzada abierta por Sony tras la publicación de los códigos de seguridad de PlayStation 3 continúa. En esta ocasión conocemos que la compañía japonesa se ha puesto en contacto con Youtube para exigir los datos personales de usuarios que habrían contribuido a explicar cómo desbloquear su videoconsola con vídeos o tutoriales para proceder a demandarles.

Después de conocer que Sony había intensificado su lucha contra las webs que publicaban tanto las claves como las herramientas para hackear la PlayStation 3, Portaltic.es se hace eco de información de Wired en la que se confirma que la compañía nipona también quiere perseguir a los usuario. Para ello, ha solicitado a Youtbe los datos personales y dirección IP de los usuarios que hayan publicado en el portal de vídeos videotutoriales de cómo proceder al "jailbreak" de la consola de última generación.

Todos aquellos usuario que, además, hayan colaborado con algún tipo de explicación sobre los vídeos con sus comentarios también pueden entrar dentro de la diana de Sony, que procedería a una demanda ante los tribunales. Concretamente, los medios han afirmado que la polémica se abre en torno al vídeo "Geohot 3.55 PS3 Jailbreak Tutorial | Homebrew [HD] "Jailbroken" PS3 3.55 with Homebrew How To", en el que se puede ver una ristra de comentarios de usuarios en el que aseguran que no tienen miedo a la compañía ya que no han cometido delito alguno.

La petición a Google, responsable de Youtube, implica que se revele cualquier dirección IP, cuentas de correos o teléfonos que estuviesen relacionados con GeoHot, uno de los partícipes en el descubrimiento y publicación de estas claves. Precisamente GeoHot fue el blanco inicial de las iras de Sony y procedió a demandarle en territorio estadounidense. El juez dio la razón a la compañía y el desarrollador se vio obligado a retirar las claves y herramientas de su web, a pesar de que siguen disponibles en la Red en infinidad de páginas y redes P2P.

En definitiva, una nueva acción por parte de Sony que ha sido muy criticada por los usuarios, que reclaman su derecho a modificar su consola dado que para ello la han adquirido y quieren cargar software casero en ella más allá de las copias de juegos. No obstante, el caso abierto por la compaía puede sentar precedente sobre la identificación y publicación de datos privados de usuarios en vídeos de Youtube.