González-Sinde quiere empezar a cerrar webs antes del verano

González-Sinde quiere empezar a cerrar webs antes del verano

Redacción

Salvo sorpresa mayúscula, el Senado dará mañana su aprobación definitiva a la Ley Sinde, que sólo tendrá que pasar un trámite en el Congreso en unas semanas para que sólo falte su entrada en vigor. La ministra de Cultura, Angeles González-Sinde, ha confirmado que su intención es que se comiencen los cierres de webs antes incluso del próximo verano.

Dado que la polémica Ley Sinde estaría lista para la entrada de la próxima primavera y conocidas las prisas de la industria cultural, entidades de gestión de derechos de autor y la clase política, antes incluso de que arribe el verano se prevé que comiencen los trámites para el cierre de páginas web. Según leemos en elmundo.es, así lo ha asegurado González-Sinde, la gran impulsora de una norma muy polémica por significar un ataque a la libertad en Internet sin precedentes pero que a la vez su eficacia es más que dudosa.

La ministra informó en el Foro de la Nueva Comunicación de que "la ley la tendremos cuando el Congreso la apruebe, quizá a mediados de marzo, y a lo mejor para el verano podemos empezar a aplicar los primeros casos". Tras su paso por dicha cámara, "habrá que desarrollar el reglamento y constituir la sección segunda de la Comisión de Propiedad Intelectual", el organismo dependiente del Ministerio de Cultura encargado de examinar las denuncias sobre los contenidos colgados sin autorización de sus titulares de derechos de autor en dichas páginas web.

Una ley abocada al fracaso

Tras el último aporte que supuso el apoyo a la ley del Partido Popular y Convèrgencia y Unió, se quiso dotar a la norma de mayores garantías judiciales, aunque sorprende este apartado después de existir ya jurisprudencia en nuestro país sobre este tipo de páginas web de enlaces, casualmente declarándolas legales. El proceso, en el que intervendrá un juzgado de lo contencioso-administrativo en dos ocasiones durará en la teoría un plazo de entre 10 días y dos semanas.

Sin embargo, abogados especialistas como Santiago Medrano ya han señalado la ineficacia de este proceso. "Es irreal que el juez pueda identificar a los responsables de estas páginas en 24 horas. Los juzgados de lo contencioso-administrativo están colapsados y eso convierte la ley en ineficaz", señalaba el letrado. Los mismos motivos han aducido los operadores de telecomunicaciones, que consideraron en su día un proceso el de cierre de webs como "complejo, enmarañado e ineficaz".

Antes de verano parece, por tanto, que veremos los primeros casos contra páginas web tras la nueva ley. Ante el probable fracaso al que parece abocada la norma, la solución propuesta por la industria cultural pasa por la desconexión de los usuarios que descarguen contenidos protegidos por derechos de autor.