La industria y algunos personajes de la cultura aplauden la aprobación de la Ley Sinde

Apenas se habían cumplido unas horas tras la aprobación de la Ley Sinde en el Senado cuando un puñado de personajes de la cultura muy conocidos y algunos representantes de la industria mostraron su satisfacción por ello. Alejandro Sanz, Frank T o Miguel Bosé han sido algunos de los que se han expresado contentos por el paso adelante dado por la norma, aparte del líder de la oposición, Mariano Rajoy.

"Finalmente un poco de justicia". Esta fue una de las primeras reacciones positivas hacia la aprobación entre PSOE, PP y CiU dadas por Alejandro Sanz. El cantante madrileño se había erigido en las últimas semanas en uno de los más conocidos defensores de un texto con el que se debe sentir totalmente identificado. "La mayoría de los políticos han actuado con responsabilidad y valentía", afirmó el artista afincado en Miami en su Twitter.

El madrileño no ha sido ni mucho menos el único que ha expresado su alegría por lo sucedido ayer en la Cámara Alta. "No podemos seguir a la altura de un país tercermundista. La ley tiene que pasar porque le conviene a muchos ministerios -Trabajo, Exteriores, Hacienda, Industria y Cultura-, y le conviene a todo el país. Se beneficia de ella mucha más gente que solo los artistas", afirmó el cantante Miguel Bosé en un artículo publicado en El País.

A éstos también se les unió Frank T. El rapero aseguró que la ley le parece "bastante bien porque lo que no sería justo es multar al usuario". "En vez de hacerse ricas las discográficas, ahora ganan el dinero estas webs. Se está cambiando el papel. Alguien tiene que poner orden en todo esto, tiene que haber una ley", declaró.

Mariano Rajoy, líder del Partido Popular, mostró su apoyo a la ley porque "protege los derechos de los autores y, protege también los derechos de secreto de las telecomunicaciones y a la libertad de expresión de los internautas", en declaraciones recogidas por elmundo.es.

El cantautor Javier Krahe señaló que "es un pitorreo lo que ha pasado aquí hasta ahora. Esto no es barra libre, así que prefiero que haya una ley". Además, no escondió su desconocimiento sobre la Red. "Yo soy muy poco internauta, pero de serlo no se me ocurriría bajarme nada gratis. Personalmente, lo que ocurre con Internet respecto a mi persona es que cada vez cobro menos".

Hay quien prefiere que se endurezca la norma

Desde la industria cultural se ha calificado incluso de "débil" la norma cuya principal precursora ha sido la ministra de Cultura, Angeles González-Sinde. Antonio Guisasola, presidente de Promusicae, afirmó que lo sucedido con el pequeño retoque introducido supone "rebajar aún más una ley que ya estaba descafeinada. Parece mentira que con todo el debate que ha habido sea tan difícil sacar algo eficaz, que no sea tan tímido y corto", indicó Guisasola, partidario del endurecimiento legislativo.

La Federación de Gremios de Editores de España se ha querido apoyar la norma porque les "parece fundamental que en este país se empiece a perseguir mínimamente la piratería. Al menos es un mensaje a la sociedad porque España se ha convertido en el basurero pirata de Europa", sentenció Antonio María Avila, su director ejecutivo.