Call of Duty: la compañía planea cerrar los servidores online por la piratería

Activision, compañía responsable de Call Of Duty Black Ops podría cerrar su servidor online de PS3 ante el creciente y elevado número de grietas en su sistema de seguridad. La medida ha provocado un gran revuelo entre la comunidad de gamers, que se siente defraudada y estafada.

Aquellos que obtuvieron el nuevo Call of Duty: Black Ops de forma legal dejarán de tener acceso a la modalidad online que, como la gran mayoría de este tipo de juegos, constituye uno de los principales atractivos de cara a su adquisición.

Una solución que no va a satisfacer a asociaciones de consumidores; en Reino Unido, Gamers Voice, ya emprendió acciones legales contra Activision al considerar injusto que aquellos que adquirieron un juego diseñado y enfocado para el disfrute online encontraran numerosos errores en un servidor repleto de hackers y cheaters (usuarios que hacen trucos en partidas online perjudicando el desarrollo normal del juego).

Según declaraciones vertidas por el representante de Activision en el área de Soporte, Dov Carson, la compañía gozaría de total libertad para clausurar su servidor en base a las quejas de sus usuarios si así lo estimara oportuno. Una decisión que deja entrever los numerosos problemas de seguridad y exige, medidas urgentes aparte, un esfuerzo más allá del justos por pecadores.

Las soluciones planteadas inicialmente por Dave Carson pasaban desde el cambio del juego vendido por el mismo pero en otra plataforma, canjearlo por otro título de Activision, o jugar partidas con amigos y conocidos con el fin de evitar hackers y jugadores tramposos.