Un Diputado francés quiere legalizar el intercambio P2P pagando una tasa

Un Diputado francés quiere legalizar el intercambio P2P pagando una tasa

Javier Sanz

El alcalde diputado de la UMP, Alain Suguenot, presento un proyecto de ley el pasado mes de julio que consta de cuatro artículos modificaría la actual ley de Propiedad intelectual introduciendo un sistema de renumeración sobre los intercambios no comerciales de ficheros protegidos.

En síntesis, el diputado propone que los usuarios abonen una cantidad extra sobre su tarifa de conexión a Internet lo que les permitiría descargar sin límite ficheros o ponerlos a disposición de otros usuarios. ¿Se adoptará esta medida? igual es la siguiente propiesta de la SGAE para seguir robando a los usuarios. ¿Estarías dispuest@ a pagar esta cuota?

Esta cantidad seria recogida por los proveedores de acceso que luego la abonarían a los gestores de derechos audiovisuales y de autor. (En España ya sabemos quienes)

Esta propuesta ha sido ya contestada por distintos sectores de la sociedad francesa.

La industria discográfica considera que en caso de aprobarse se legalizaría la piratería y seria un obstáculo muy importante para el desarrollo de las tiendas legales de música online.

Coinciden con este argumento las tiendas ya presentes en Francia que verían reducir sus perspectivas de crecimiento e ingresos.

Tampoco están de acuerdo los proveedores de acceso. No quieren convertirse en simples recaudadores de impuestos y más cuando los más importantes ya tienen un pie en el negocio legal de música online.

Y desde el mismo partido, el diputado Christian Vanneste (ponente en estos temas en la Cámara francesa) muestra la hostilidad a una proposición como esta. Recientemente ya rechazo una enmienda en la misma línea presentada por el PS al considerarla «colectivista».

Solamente la sociedad gestora de derechos francesa, «ADAMI«, vio con buenos ojos la propuesta, al considerar positivo que un diputado elaborará una propuesta bajo los presupuestos que esta organización ha venido manteniendo.

Alain Suguenot se defiende argumentando que «Esta proposición tiene el merito de proporcionar un marco jurídico», aunque reconoce que «también voluntariamente provocadora». Contrario a la persecución policial en contra de los usuarios que intercambian canciones, manifiesta que es necesario que exista un texto legal… «no se puede seguir así, como si Internet no existiera», concluye.