La Coalición aboga por endurecer la ley y afirma que su modelo de negocio no está obsoleto

La Coalición de Creadores, el grupo de presión de la industria cultural en nuestro país, continúa con su discurso en contra de las descargas P2P. Andrés Dionis, su director, ha asegurado que su "modelo de negocio no está en crisis". "El problema está en que a la hora de distribuirlo nos lo roban y lo ponen gratis en la Red a cambio de ganar dinero con la publicidad", afirmó Dionis.

El lobby de la cultura sigue en sus trece y su creencia basada en que la eliminación de las páginas web con enlaces a archivos externos hará que la industria cultural vuelva a obtener los beneficios logrados antes del nacimiento de Internet. Su director, Andrés Dionis, ha mantenido una charla con los lectores de El País en la que ha vuelto a dar muestras de las intenciones del grupo al que representa, que no es otra que presionar para el endurecimiento de las leyes sobre la Red.

En varias de las contestaciones aportadas en el encuentro digital, Dionis ha repetido con insistencia la imposibilidad de la industria para competir en el actual marco que existe en Internet. "Es imposible competir contra una copia ilícita gratis de ti mismo", apuntaba antes de ejemplificar al lector: "Imagínate que a tu trabajo llega un clon tuyo, idéntico, igual de listo, con las mismas capacidades y le dice a tu jefe que hace tu trabajo gratis. Al minuto siguiente estarás en la larguísima cola del INEM. Así no se puede".

Dionis ha reincidido en la necesidad de la creación de una nueva legislación sobre la Red, que pasa por el momento por la salida adelante de la Ley Sinde, asegurando que "en cuanto haya marco legal, la oferta será espectacular". Estas declaraciones vienen a reforzar lo que ya expresó la Coalición meses atrás, al prometer centenares de páginas web donde se pueda acceder a los contenidos de forma legal, a pesar de que esta posibilidad sea recogida con gran excepticismo en la comunidad internauta.

Críticas al intercambio de archivos

Según Dionis, el endurecimiento de la ley permitirá que la industria cultural deje de ser "robada" y continúe con su modelo de negocio, sobre el cual ha asegurado que "no está en crisis". "No hay un modelo de negocio obsoleto, lo que hay es competencia desleal e ilegal en el medio de distribución que es Internet", contestaba a un lector. El director de la Coalición también tuvo tiempo para atacar al fenómeno P2P, del que señaló que "llamar "préstamo" al intercambio de archivos en la red no es acertado en mi opinión" porque "tú prestas las cosas a quienes conoces y no a quienes no conoces", a pesar de que en la definición de "préstamo" de la RAE no se liga esta acción al hecho de conocer o no a la persona a la que entregas determinado material.

En definitiva, nueva muestra de la cerrazón que envuelve a la industria cultural, que sigue empeñada en sostener un discurso poco acorde con la realidad existente en la Red con tal de no variar su perspectiva y modelo de negocio. De nada parecen servir a sus sentidos las sentencias judiciales que declaran legales las webs con enlaces. Endurecer la ley y acabar con el poder de estos jueces parece su única alternativa de momento.