Sony se lanza a perseguir a los hackers que publicaron las claves de PlayStation 3

Tras unas semanas afinando la puntería, Sony ha disparado al blanco. La compañía japonesa ha puesto en marcha su maquinaria legal para perseguir a los desarrolladores que publicaron días atrás las claves de seguridad de la PlayStation 3 y que permiten ya cargar copias de juegos sin necesidad de utilizar el PS Jailbreak.

Como leemos en El País, Sony ha acudido a la justicia estadounidense (concretamente a un juzgado de California) para pedir que cierre los sitios web de Geohot y fail0verflow, a quienes acusa de piratería por haber conseguido y publicado las claves de seguridad. La compañía asegura que los hackers han vulnerado el copyright digital de Sony y sus abogados ya han solicitado que sean requisados los equipos de los demandados que puedan contener herramientas descifrar sus medidas de seguridad.

La creadora de PlayStation 3 ha dirigido su punto de mira con especial contundencia sobre Geohot. No sólo es acusado por la publicación de estas claves y las herramientas finales para que se puedan ejecutar en la PS3 copias de juegos, sino que se apunta a que estaría obteniendo un beneficio económico mediante una supuesta cuenta de pago PayPal. Además, podría ser acusado de extorsión por el mensaje que acompañó a la publicación de las claves. "Si queréis que vuestra próxima consola sea segura, contactad conmigo", rezaba la nota que no puede entenderse sino desde la ironía ya que iba acompañada de "Estaría bien trabajar en el otro lado".

Este desarrollador podría ser quien más complicado lo tuviese al ser residente en Estados Unidos y haberse iniciado allí el proceso judicial, hecho que no sucede con otros acusados. Por el momento, en las webs de estos desarrolladores se han retirado algunos contenidos por precaución a la espera de resoluciones.

La respuesta judicial dada por Sony ha evidenciado que, como los propios hackers informaron en su momento, la compañía no puede hacer nada por reparar el que se denominó "PS3 Epic Fail". Al publicarse estas claves de seguridad, Sony no puede cambiarlas mediante ninguna actualización de firmware ya que bloquearía la ejecución de todos los contenidos en su PlayStation, tanto los legales como sus copias y aplicaciones caseras. Lo que parece claro es que el castigo a Geohot y fail0verflow no evitará que sea cuestión de días la aparición del esperado por muchos backup loader (cargardor de copias de juegos).