Los usuarios de P2P con rentas más altas son los que más contenidos descargan

Al contrario de lo que pudiese parecer, según el Instituto Nacional de Estadística, los usuarios que más contenidos comparten en redes P2P como eMule o BitTorrent no son precisamente quienes disponen de menos recursos económicos. En su informe constata que las rentas superiores a los 2.700 euros mensuales generan más tráfico en estos sistemas de intercambio de archivos.

La web ReadWriteWeb.es se hace eco de las conclusiones del último Informe Anual sobre la Sociedad de la Información en España, que será presentado oficialmente mañana. Entre éstas cabe destacar por lo llamativo del dato y la controversia que siguen generando las descargas en Internet, el dato que asegura que los usuarios con mayor poder adquisitivo son quienes más archivos descargan.

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) se observa una progresión que confirma este dato. A mayores ingresos económicos de los usuarios se experimenta un mayor uso de aplicaciones P2P. El 21,2% de los usuarios que descargan todo tipo de contenidos a través de P2P tienen unos ingresos al mes netos de menos de 1.100 euros. El porcentaje asciende hasta el 32,9% de usuarios que bajan películas con unos ingresos en su hogar que superan los 2.700 euros mensuales.

Además, en los segmentos intermedios entre estas cifras también se observa esta tendencia progresiva, ya que los porcentajes van in crescendo si tenemos en cuenta a los usuarios que obtienen entre 1.100 y 1.800 euros y el siguiente segmento, que sería de 1.800 a 2.700 euros mensuales. Entre los motivos que se apuntan para que los usuarios con mayores ingresos económicos tuviesen un hábito mayor a utilizar redes peer to peer podría estar en sus mayores posibilidades para acceder a conexiones más veloces.

Al hilo de esta conclusión extraída del informe del que os seguiremos aportando datos, cabe recordar el estudio realizado en mayo de 2010 y que confirmaba que, a su vez, todos los usuarios de redes P2P son los que más contenidos compran. Asimismo, se ha observado con la llegada de Internet la lentitud de la industria cultural a la hora de adaptar su modelo de negocio y cómo la alternativa P2P no es ni mucho menos la opción que únicamente eligen quienes menos tienen.