Los hackers defensores de WikiLeaks, perseguidos por el FBI

Los hackers defensores de WikiLeaks, perseguidos por el FBI

Redacción

La persecución a WikiLeaks y sus defensores podría vivir nuevos episodios en los próximos días. Según ha informado la agencia de noticias AFP, la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) de Estados Unidos ha iniciado el proceso de búsqueda de todos aquellos usuarios que atacaron sitios como PayPal o Visa a principios del pasado mes de diciembre.

Descubrir quién estaba detrás de los ataques masivos de denegación de servicio (DDoS) lanzados contra las webs de los importantes grupos empresariales que boicotearon WikiLeaks y perseguirlos es uno de los nuevos objetivos del FBI. El grupo Anonymous, el más activo contra estas compañías que suspendieron sus cuentas con WikiLeaks, se ha situado en el punto de mira de los agentes federales estadounidenes.

La operación busca hallar a lo "militantes de Internet" que supuestamente habían tenido como blanco las "empresas percibidas como enemigas de WikiLeaks". Lo más curioso de la información es que el FBI no sólo se ha ceñido a investigar los ataques DDoS realizados dentro de las fronteras del país norteamericano, sino que podría haber seguido el rastro de usuarios que habitan en Canadá y Europa.

El ataque de denegación de servicio se puso en marcha tras el boicot que sufrió la web de Julian Assange, quien fue arrestado en Reino Unido días después de la última e ingente filtración de documentos oficiales que descubrieron, entre otras muchas cosas, las presiones del Gobierno de Estados Unidos hacia el español para que no se investigase el crimen de José Couso en la Guerra de Irak o para sacar adelante la Ley Sinde. PayPal, Visa, MasterCard e incluso Twitter fueron señalados por colaborar con la censura y sus sitios web fueron atacados en la llamada "Operación Vengar a Assange".

Por el momento, las autoridades continúan investigando quiénes estaban detrás de los ataques, aunque no deja de ser llamativo que se persiga a estos usuarios y se siga ignorando o restando importancia a todo lo revelado por WikiLeaks. La pasada semana, el sitio 4chan -desde el que surgió el grupo Anonymous- recibió un ataque DDoS. ¿Emprenderá el FBI una investigación para descubrir a los responsables?