Google excluirá de sus resultados a las empresas que traten mal a sus clientes

El mayor buscador de la Red, Google, ha anunciado el desarrollo de un nuevo algoritmo que le permitirá excluir de los resultados mostrados a aquellas empresas cuyos clientes hayan reportado quejas. Este castigo llega después de que el buscador comprobase cómo las quejas daban más notoriedad a las empresas que las alabanzas.

Tal y como publica Expansión.com, Google ha explicado la creación de una nueva fórmula que "castigará" a las compañías con numerosas quejas en la Red, al contrario de lo que sucede ahora. El buscador ha reaccionado tras la publicación en The New York Times de un artículo en el que se indicaba que en muchas ocasiones las empresas veían subir su ránking en las búsquedad en Google impulsadas por un gran número de críticas negativas.

Don´t be evil en su máxima expresión

Según explicó el ingeniero jefe de Google, Amit Singhal, "la principal premisa del artículo fue que ser malo en internet puede ser bueno para el negocio", algo que le pareció "horroroso" y que choca de lleno con la "expresión bandera" que adoptase Google para su política años atrás: "Don´t be evil". El periódico contaba que las quejas de los usuarios en la web servían para aumentar el número de enlaces que una página recibía y eso favorecía la visibilidad de la compañía en Google, una notoriedad que conllevaba más clientes, lo que ha hecho reaccionar al gigante de Mountain View.

Para ello, Google se ha propuesto acabar con esta práctica desarrollando el citado algoritmo en el sistema de búsqueda. Los primeros resultados no se han hecho esperar y las compañías citadas en el artículo de The New York Times ya han sido "castigadas" en forma de retroceso en las posiciones de los resultados de las búsquedas relacionadas con ellas y pérdida del PageRank con el que Google mide la "importancia" de las distintas páginas web.

La compañía no ha entrado en detalles de los cambios en el algoritmo para no ayudar a quienes quieran aprovechar su posicionamiento de una forma "poco ética". Lo que falta por ver es cómo se traducen estas modificaciones a la hora de mostrar los resultados de las grandes compañías como por ejemplo los operadores de telecomunicaciones, habituales objetivos por méritos propios de numerosas quejas por parte de los usuarios. ¿Se atreverá Google a dejar fuera de su lista de resultados a las grandes compañías?