Un estudio señala a los universitarios españoles como los más piratas de Europa

La llamada "piratería" de contenidos digitales es ampliamente aceptada por los universitarios españoles según ha afirmado un estudio realizado por la Fundación BBVA entre varios países europeos. Los estudiantes españoles son los que más habituados están a descargar contenidos sin pagar por ello.

Los resultados del estudio, publicados por elmundo.es, apuntan a que bajarse música o películas de Internet es un comportamiento claramente aceptado por los universitarios españoles (7,7), seguidos de suecos, italianos y franceses. Los británicos y los alemanes rechazan esta práctica en líneas generales.

A la hora de descargar software por Internet o instalar copias de software en el ordenador sin tener el producto original la clasificación es similar y los universitarios son los más habituados a este tipo de prácticas. Por otro lado, la conducta más rechazada a nivel europeo relacionada con la "piratería" es la compra de CD o DVD copiados en el conocido "top manta". Sólo en España y en Italia se justifica medianamente esta conducta según los encuestados.

Culpables de destruir empleo y supuestas pérdidas multimillonarias

El motivo que impulsa a los usuarios en gran medida a hacerse con estos contenidos sin pagar por ellos son los elevados precios de los mismos. Sobre este aspecto poco ha mejorado la situación en los últimos años y la industria cultural sigue más centrada en criminalizar a los usuarios o incluso llegar a asegurar que "somos uno de los países más piratas del mundo" como hace unas semanas declaró Enrique Cerezo, presidente de la entidad de gestión de derechos de autor Egeda.

Más habitual es incluir en su discurso las pérdidas multimillonarias que las descargas están consiguiendo para esta industria, a pesar de otras cifras del sector como las publicadas por el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (ONTSI), en las que se aseguraba que la tendencia en sectores como la música es positiva, ya que simplemente se ha modificado la forma de obtener ingresos.