El programa P2P LimeWire echa el cierre por orden judicial

El programa P2P LimeWire echa el cierre por orden judicial

Redacción

Una escueta nota en la portada del sitio web de LimeWire, un famoso programa P2P, anuncia su cierre. "Esto es una notificación oficial en la que se informa de que LimeWire ha dejado de distribuir y apoyar software para compartir archivos por orden judicial. Descargar o compartir material con copyright sin autorización es ilegal", reza la nota.

La notificación no es sino la confirmación oficial de una despedida anunciada desde que en mayo de este mismo año un juez fallase contra la aplicación y a favor de 13 compañías discográficas -entre las que se encontraban EMI, Warner o Universal– que acusaban tanto al programa como a su creador de infringir sus derechos de autor y la propiedad intelectual.

Una nota de prensa también publicada desde LimeWire asegura que sus creadores están "decepcionados por el giro que han tomado los acontecimientos" y defiende que el sitio trabaja para llenar el vacío existente entre la tecnología y los propietarios de derechos de autor.

En su momento, en su momento el juez aseguró que la compañía Lime Group (responsable del programa) "optimizó éste para asegurarse que los usuarios puedan descargar discos, los cuales en su gran mayoría están protegidos con copyright". Uno de los puntos clave que introdujo la sentencia y que sirvió para condenar a LimeWire fue el factor de "competencia desleal con las discográficas".

Se cierran así 10 años de desarrollo de una aplicación nacida para el intercambio de ficheros entre los internautas. Lime Group tiene intención de reabrir su espacio aunque no ha precisado de qué manera, por lo que Internet se quedará huérfano de uno de los servicios P2P más populares, como ya pasó en su momento con otros, aunque más conocidos como Napster o Audiogalaxy. Habrá que ver si la campaña de la industria discográfica pone ahora en su punto de mira a otras aplicaciones P2P y cómo resuelve esos casos la justicia.