Un estudio confirma la fuerte demanda de las conexiones ultrarrápidas 4G para móvil

No suele ser sencillo encontrar un punto común en el que coincidan usuarios y operadores de telecomunicaciones, pero la cuarta generación de Internet móvil lo ha conseguido. Según un estudio a nivel europeo, tanto usuarios como empresas confirman la fuerte demanda para el desarrollo de la red Long Term Evolution (LTE), que permitiría conectar la banda ancha móvil a velocidades ultrarrápidas.

El trabajo ha sido realizado por los laboratorios Bell de Alcatel-Lucent sobre 4.500 consumidores y 950 empresas de Francia, Alemania y Reino Unido. Este confirma que tanto unos como otros están muy interesados en conectarse a la máxima velocidad a la Red a través de sus dispositivos móviles, lo que podría suponer un aumento en los ingresos de los operadores de un 10% en cuando a los consumidores y casi un 30% desde las empresas.

Entre los datos más llamativos está el que señala que el 40% de los usuarios cambiarían de operador si así accedieran a la tecnología LTE que permite conexiones como la que ya existe en Suecia, donde en algunos puntos del país navegan nada menos que a 100 Mbps en banda ancha móvil. Según el estudio, los servicios de mensajería instantánea, música de nueva generación y vídeo móvil mejorado con una mejor experiencia del usuario final en un entorno de red de nueva generación son las tres principales aplicaciones que más demandarían los consumidores.

No obstante, como ya leímos la semana pasada, las aplicaciones P2P parece que serán excluidas del ámbito de estas potentes conexiones, como ya sucede en el país nórdico, donde la compañía que las ofrece ha limitado su uso.

Por su parte, las empresas mostraron mayor interés dado que esta tecnología les permitiría una mayor interactividad con sus clientes y realizar gestiones internas de un modo más eficiente, como podrían ser videoconferencias o desarrollar aplicaciones en la nube móvil. "Nuestros análisis muestran que con la adecuada infraestructura de extremo a extremo, ofertas de paquetes de servicios y un buen enfoque comercial los operadores podrán capitalizar la explosiva demanda de servicios de banda ancha móviles", afirmó Rati Thanawala, uno de los responsables del estudio.

Por lo que respecta al desarrollo de una red de última generación móvil en nuestro país, aún habrá que esperar un tiempo. TeliaSonera, empresa matriz de Yoigo en España, ya ha anunciado que tiene intención de desarrollar su red LTE si consigue hacerse con alguna de las nuevas licencias que el Gobierno lanzará el próximo año. Igualmente, Movistar ha probado esta infraestructura de forma puntual, pero se desconoce si tiene intención de desarrollarla a nivel nacional.