Una nueva ley en Estados Unidos podría permitir el cierre de webs de forma casi instantánea

Desde Estados Unidos conocemos una nueva vuelta de tuerca a las leyes que persiguen a las páginas web que se consideran "infractoras de los derechos de autor". Un grupo de senadores han propuesto una norma que permitiría al Departamento de Justicia anular los dominios de sitios web y bloquear mediante un proceso sumario.

Tal y como publica elmundo.es según información publicada en Torrentfreak.com, la propuesta de la Ley para combatir las infracciones online y las falsificaciones daría poder al Departamento de Justicia para actuar con máxima celeridad a la hora de bloquear el acceso a páginas web que, por ejemplo, contuviesen enlaces a archivos que circulan en redes P2P como BitTorrent o eMule.

Su modo de actuar sería presentando una demanda civil contra los propietarios del dominio del sitio web y los tribunales responderían decidiendo si se ha promovido la infracción de los derechos de autor. Una vez conocida su resolución el propio Departamento de Justicia procedería a ordenar el registro de dominios para su anulación. Esta ley dirigiría el requerimiento judicial al registrador del dominio, por lo que podrían anular todos los ".com", ".net" y ".org" al estar dentro de la jurisdicción estadounidense. Por lo que respecta a dominios fuera de sus fronteras, serían los operadores quienes bloqueasen el acceso a estos sitios web. Eso sí, los usuarios que no viviesen en Estados Unidos no se verían afectados.

Esta medida ya se ha encontrado con algunas opiniones en contra, dado que el control de los dominios pertenece a ICANN, que no depende de ningún gobierno y cuyo director aseguraba que "si su control se convirtiera en competencia de algún estado o fuese regido por otros intereses se perderían los cimientos del potencial a largo plazo y el valor de transformación de Internet".

Un proceso que ya ha dado resultado

Este proceso ya se aplicó recientemente cuando en el país norteamericano se cerraron nueve páginas web donde supuestamente se promovía la infracción de los derechos de autor y contenían enlaces para visualizar en servidores externos películas de reciente estreno. La eficacia del procedimiento ha animado a este grupo a convertir esta acción en ley. Lo que queda no sería de extrañar es que la persecución a sitios web se extendiese a otros como WikiLeaks, portal donde se han publicado informaciones de las controvertidas actuaciones del ejército estadounidense en la Guerra de Afganistán.

Mientras, en nuestro país hoy se agota el plazo para la presentación de enmiendas a la futura Ley de Economía Sostenible, en la que el cierre de páginas web también es una de las opciones que se ofrecen con el fin de salvaguardar "los intereses de la industria creativa".