Varios usuarios afectados por un virus en su teléfono móvil

Varios usuarios afectados por un virus en su teléfono móvil

Javier Sanz

Jaime nos cuenta: Un virus informático que envía desde el teléfono móvil, de forma descontrolada, mensajes multimedia a los números incluidos en la agenda del terminal ha sido detectado por al menos tres usuarios catalanes, según ha explicado uno de los afectados el pasado fin de semana detectó que su móvil mandaba automáticamente a sus contactos extraños mensajes que no podía detener, un proceso que empezó después de que aceptara un mensaje recibido el sábado mientras estaba en una discoteca….

Según este usuario, el sábado recibió dos mensajes en el móvil de un tal «Tomi», el primero los cuales rechazó, «pero el segundo lo acepté, y al hacerlo se descargó un programa que quedó instalado» en el terminal. Añade que luego quiso localizar al remitente y el programa sin lograrlo, pero que «al comprobar que el móvil funcionaba bien, no di más importancia a este suceso».

Sin embargo, el domingo por la mañana comprobó que su móvil, un Nokia 3650 operado por Vodafone, enviaba continuamente mensajes multimedia a números de su agenda, lo que confirmó al recibir llamadas de amigos preguntando por los mensajes extraños que recibían de su número, y en los que sólo ha podido llegar a leer las palabras «Matrix 3D remove».

Asegura que el mismo domingo llamó a su compañía para denunciar los hechos, y que desde la operadora le contestaron que el caso era imposible, al igual que en los dos días siguientes, hasta que el miércoles decidió acudir a una tienda de Vodafone en demanda de ayuda.

El usuario ha explicado que en el establecimiento no sabían nada de este virus, pero que la persona que le atendió decidió llamar a otra tienda para ver si conocían algún caso parecido, con lo que descubrieron que a otras dos personas de Terrassa (Barcelona) les había ocurrido lo mismo.

Al comprobar estos otros casos, el mismo establecimiento contactó con la operadora y se les dio como solución que desactivaran el sistema GPRS y la tecnología inalámbrica Bluetooth del móvil. También recomendaron al usuario «limpiar» el móvil a través de un programa de Nokia que se descarga por internet.

Esa misma noche el afectado presentó una queja en el servicio de atención al usuario de Vodafone, que en 72 horas se ha comprometido a contestar si la operadora le cobrará el envío de los mensajes, cuyo importe desconoce, y el coste que le supondrá limpiar el aparato del virus. Además tiene previsto presentar otra denuncia en la Policía y en la Organización de Consumidores y Usuarios de Catalunya, según ha manifestado a EFE.

Un portavoz de Vodafone ha reconocido a EFE que han detectado este «incidente», como califican a este suceso, en algunos modelos de terminal que para navegar usan el sistema operativo Symbian, y que el virus puede entrar al descargarse logos o sintonías, o por la vía de la tecnología Bluetooth.

La misma fuente añadió que «el problema es de los terminales y no de las operadoras».

Vodafone señaló la existencia de otro virus de móvil, que se ha detectado en otros países de Europa pero que no ha llegado a España, que ataca la batería del aparato, inutilizando el teléfono.

Por su parte, un portavoz de Movistar aseguró no tener constancia de ninguna contaminación por virus en sus terminales, aunque su área técnica y de sistemas «está preparada ante cualquier eventualidad de este tipo».

Según este portavoz, hace 4 ó 5 años ya «hubo rumores» de que si llegaba al móvil un SMS con determinadas palabras, se podía introducir un virus, «pero entonces era imposible que ocurriera por el tipo de terminales en uso», aunque ahora, con teléfonos multimedia con los que se puede acceder a internet, sí es posible. Ha añadido, que suponiendo que pasara a alguno de sus clientes, Movistar solo atendería a los usuarios de terminales homologadas por la empresa, y no a las compradas en el mercado libre a los que luego se añade una tarjeta.

Ningún portavoz o directivo de Auna-Amena, la tercera operadora de telefonía móvil que hay en España, pudo ser localizado por Efe pese a reiterados intentos, y desde la compañía se alegó que «estamos en agosto y todo el mundo está de vacaciones».