La Comisión Europea obligará a Telefónica a compartir sus 50 megas de fibra con sus competidores

La Comisión Europea ha decidido obligar a los grandes operadores a dar acceso a sus rivales a sus redes de nueva generación de fibra óptica. Esto supondrá que Telefónica en España tendrá que compartir con sus competidores sus redes de fibra que ofrecen conexiones de 50 y 100 Mbps.

La decisión ha sido plasmada en el último borrador del nuevo marco normativo sobre redes de alta velocidad que ultima la Comisión Europea. De este modo, el órgano comunitario no atiende a las peticiones de los grandes operadores de la Unión como Telefónica, France Telecomo o Deutsche Telecom, que solicitaban a Bruselas la desregularización de las redes de fibra óptica para fomentar la inversión de en sector por parte de otras compañías.

Precisamente otros operadores como Vodafone solicitaron hace unas semanas a la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) que regulase las ofertas de fibra óptica más allá de los 30 megas, lo que afectaría de lleno al operador incumbente, Telefónica. En la actualidad, Telefónica no está obligada por el órgano regulador a lanzar una oferta mayorista en fibra óptica a los operadores alternativos si las velocidades superan los 30 megas.

Respecto a ello, el presidente de Vodafone España afirmó la necesidad de eliminar el limite de 30 megas para facilitar el acceso efectivo a la infraestructura por parte de los alternativos y favorecer así la competencia en este sector, ya que, por ejemplo, su compañía no puede "luchar" contra la oferta de FTTH de Telefónica de 50 y 100 megas que el operador lanzó este verano a precios muy competitivos.

En un principio la Comisión criticó al órgano regulador español y ahora la obligará directamente para que desaparezca este límite. No obstante, no obligará al control de precios dentro de los estados miembros tal y como solicitaban estos operadores y por tanto seguirán en manos de los reguladores nacionales.