Vodafone podría restringir en Irlanda el uso de P2P a sus clientes de ADSL

La guerra contra el intercambio de archivos y el colapso de las redes sigue abierta en toda Europa. En este caso es Vodafone la que ha restringido el uso de las redes peer to peer (P2P) en Irlanda según se puede leer en las condiciones del contrato. El operador sigue los pasos dados por Telefónica O2 en Reino Unido.

Según podemos leer a través de TorrentFreak.com, la compañía incluye esta cláusula en las condiciones del servicio ADSL de forma directa: "El servicio no podrá ser usado para peer to peer". Sin embargo, el propio portal no pudo contrastar si de verdad Vodafone restringe el intercambio de archivos ya que al solicitar información no contestó. Tampoco lo hizo de forma clara a uno de sus clientes.

Lo que sí es seguro es que el operador se encuentra en negociaciones con la industria musical en Irlanda para evitar el intercambio de ficheros y aplicar el sistema de los tres avisos para proceder a las desconexiones de usuarios que descarguen material protegido con derechos de autor. Así lo hace hace ya el operador Eircom, del que sabemos que mandó cartas a usuarios advirtiendo de que se había detectado el uso de P2P y que podría ver cortada su conexión si continuaban haciéndolo.

Esta información sucede a la que vimos hace unos días referente a otra polémica póliza en el contrato de conexiones de banda ancha fija. En este caso se trata de la impuesta por Telefónica O2 en Reino Unido, que bajo la "Póliza de Uso Razonable", el operador adviertía de que ralentizaría las conexiones de aquellos usuarios que detecte que usan programas P2P como uTorrent o eMule hasta dar un máximo de 50 Kbps. La medida en el caso de O2 también se impone al streaming de vídeo.

La banda ancha móvil, en contra del P2P

Por lo que respecta a nuestro país, el uso de programas de intercambio de archivos no está prohibido en conexiones de banda ancha fija y un portavoz de la propia Vodafone España, sin comentar el episodio irlandés, ha precisado a El País que la empresa no se plantea esta política comercial.

Otro caso es el de la banda ancha móvil, donde algunos operadores como Yoigo optan por prohibir el uso de programas P2P para no congestionar las redes dado el elevado tráfico que el intercambio de archivos genera. Este motivo y el auge de los contenidos audiovisuales en la Red han hecho que los operadores móviles opten por escalonar sus tarifas en función del tráfico que cada usuario quiera consumir y evitar posibles colapsos en las redes.