Digital+ mejora la oferta de sus clientes para evitar el aluvión de bajas

Digital+ mejora la oferta de sus clientes para evitar el aluvión de bajas

Redacción

Corren malos tiempos para Digital+. La plataforma de televisión vía satélite del grupo Prisa continúa perdiendo clientes de forma alarmante y sus alternativas para evitarlo se agotan. Su último intento por frenar su declive ha sido regalar canales a sus clientes y rebajar el decodificador iPlus que permite el visionado en HD.

Las cifras son evidentes. En tan sólo un año y medio, Digital+ ha perdido 645.000 usuarios y ha logrado 371.000 nuevas altas, lo que supone un balance de 274.000 clientes menos en el periodo que va de enero de 2009 a la actualidad. De este modo, a día de hoy, Digital+ cuenta con 1,76 millones de usuarios mientras que a comienzos de 2009 superaba la redonda cifra de los 2 millones.

El motivo de semejante espantada no es otro que la fuerza con la que llegan otras ofertas de televisión por cable o por ADSL, como es el caso de Ono e Imagenio, que mejoran los precios de la plataforma vía satélite, a lo que hay que sumar la difícil situación económica por la que atraviesan las familias españolas y la pujante llegada del streaming de vídeo por Internet que permite visionar películas y series.

Ante esto, Digital+ ha optado por regalar canales y mejorar los paquetes de sus clientes. Como señala Expansión.com, aquellos usuarios que tienen contratado opciones temáticas con Canal+, como el paquete de cine o de deportes, han visto cómo la compañía les ha elevado a Canal Total por el mismo precio, otorgándoles 20 canales más a su oferta.

Lo mismo sucede con el decodificador iPlus, aquel que permite la visualización de canales en Alta Definición, con disco duro y que permite diversas opciones como poder repetir jugadas durante un partido de fútbol. Si en su salida al mercado, el grupo Prisa lo ofertaba por 400 euros, meses más tarde ya había reducido su precio a la mitad y a día de hoy se puede alquilar por un coste de entre 5 y 10 euros al mes.

Difícil tarea la de frenar el aluvión de bajas que azota a una plataforma cuyo liderazgo es seriamente amenazado por otras con propuestas quizá más sencillas pero efectivas y, lo que es también muy importante, más económicas.