Telefónica prioriza el P2P y el streaming de vídeo en Reino Unido

Telefónica prioriza el P2P y el streaming de vídeo en Reino Unido

Redacción

"Fair Usage Policy". Esta es la denominación inglesa para la cláusula que imponen los operadores de banda ancha en Reino Unido. Entre ellos está Telefónica con su filial en el país británico, O2. La compañía avisa al contratar la conexión de que puede ralentizar las velocidades si el usuario usa redes P2P o visualiza vídeo en streaming.

Bajo esta "Póliza de Uso Razonable", el operador advierte de que ralentiza las conexiones de aquellos usuarios que detecte que usan programas P2P como uTorrent o eMule en todas las modalidades contratadas aunque en función de la velocidad contratada es mayor o menor. "Durante los intervalos más congestionados del día (en especial la tarde y la noche) gestionaremos el tráfico P2P hasta dar un máximo de 50 Kbps", aclara en las condiciones O2.

La compañía también señala otro servicio como motivo para estas prácticas denominadas "throttling", como podemos leer en Público. Se trata del streaming de vídeo, por lo que el usuario podría ver cómo la velocidad de su conexión se reduce de forma muy importante si accede a portales como Youtube o si visualiza contenidos online en páginas similares.

O2 no es la única compañía que ralentiza las conexiones en el país británico en caso de hallar que usuario utilice estos servicios. Como vimos en nuestro Análisis de las ofertas de banda ancha en Reino Unido, otras compañías como Virgin ya venían haciendo lo propio con sus usuarios salvo en una de sus conexiones, la más cara. A pesar de ello la compañía asegura que sólo toma este tipo de medidas con un 3% de los usuarios.

Otro país donde es habitual el "throttling" es Estados Unidos. Allí, de hecho, un tribunal federal dio la razón a Comcast, operador que ralentizaba las conexiones de los internautas que usasen el protocolo BitTorrent y que fue denunciado por la FCC, órgano regulador estadounidense, por este motivo. Legitimado en los tribunales, el operador sigue priorizando el tráfico en el país norteamericano.

La medida introducida por O2 es un claro ejemplo de cómo para un operador no son iguales todos los datos transmitidos en Internet, algo que rompe con el principio de neutralidad de la Red. De momento en nuestro país el operador no ha anunciado que vaya realizar prácticas similares.