Declaran ilegal una compañía que espiaba a los usuarios que descargaban en P2P

Declaran ilegal una compañía que espiaba a los usuarios que descargaban en P2P

Redacción

Varapalo judicial a Logistep, empresa dedicada a espiar a los usuarios de programas de intercambio de archivos. Un tribunal federal suizo ha declarado esta actividad como ilegal y ha ordenado la apertura de un proceso penal contra la compañía así como el arresto del responsable de la misma.

Logistep tendrá que cesar en su actividad a la fuerza. Así lo ha sentenciado un tribunal federal en Suiza. La empresa recibía encargos de detentadores de derechos de autor que querían cazar el intercambio P2P de las obras. La empresa rastreaba las redes hasta localizar la dirección IP, que suministraba al cliente y éste abría un procedimiento para identificar al abonado. En muchos casos, una vez en posesión del dato, remitía una carta al internauta solicitándole una determinada cantidad de dinero a cambio de no iniciar un procedimiento penal.

Entre la cartera de clientes de Logistep se encontraban entidades como la RIAA, organización que representa a las principales discográficas de Estados Unidos, conocida por sus miles de cartas amenazantes a usuarios en las que exigía compensaciones económicas por supuestamente haber violado los derechos de autor de los artistas a los que representa.

El fin no justifica los medios

Sin embargo, "el fin no justifica los medios", según recoge la sentencia, que asegura que una empresa privada no puede convertirse en el gendarme del P2P. La obtención de la identidad del titular de una dirección IP sólo puede hacerse de forma legítima en el marco de una investigación penal y el tribunal ha considerado "un abuso" las actuaciones de Logistep.

El proceso contra la empresa viene de lejos, ya que en 2008 la autoridad suiza responsable de la protección de datos recomendó a la compañía el cese en su actividad por ser ilegal. A pesar de ello, Logistep continuó con sus actuaciones y ganando dinero a través de las entidades que representan a los poseedores de los derechos de autor.

En un primer momento, tras el recurso administrativo presentado por Logistep, el tribunal de primera instancia justificó la actividad de la compañía, pero es ahora, tras otro recurso de un abogado contra esta sentencia, cuando el tribunal federal ha paralizado y declarado ilegal la actividad de la empresa. Además, se ha abierto un proceso penal contra Logistep y ordenado el arresto de su responsable. Por otro lado, según publica MuyComputer.com, también serán procesadas otras empresas espías contratadas por las sociedades de derechos de autor que operan en Suiza.