La industria musical compara el P2P con la pornografía infantil

La industria musical compara el P2P con la pornografía infantil

Redacción

El empeño en luchar contra el intercambio de archivos por parte de la industria musical de Estados Unidos, representada por la RIAA (Asociación de la Industria Discográfica) le ha llevado a comparar este servicio de Internet con un acto tan aberrante como la pornografía infantil. La desafortunada comparación ha llegado en una carta enviada a Google por la asociación.

"Se debe permitir que los proveedores de Internet puedan tomar medidas para evitar que actividades ilícitas, como la infracción de derechos de autor y la pornografía infantil", declara la asociación en la carta que ha remitido al mandamás de Google, Eric Schmidt. En ella se solicita al buscador que endurezca su plan de neutralidad en la Red, que ha desarrollado junto al operador Verizon y que ha suscitado un aluvión de críticas en Internet.

A diferencia de las críticas mostradas por la comunidad internauta, la RIAA felicita a Google por el acuerdo y se muestra "profundamente interesada" en los detalles de la propuesta del gigante de Montain View, "ya que pueden estar relacionados con la protección del contenido y la distinción entre la actividad legal y la ilegal". Ya que afirman que, el actual régimen jurídico "no está funcionando para los creadores en Estados Unidos".

Sin embargo, se aprecia la instrumentalización interesada de un tema tan delicado como la pornografía infantil por parte de esta asociación al no hacer ninguna referencia más al respecto en toda la misiva y centrarse en los derechos de autor como objetivo a proteger.

Respecto a la neutralidad de la Red, la asociación se muestra favorable a la ruptura de este principio que promueve la igualdad de contenidos en Internet. Así, la RIAA está a favor de la peligrosa sentencia judicial que se dictó hace unos meses en Estados Unidos por parte de un tribunal del país que sentenció que la Comisión Federal de Comunicaciones no tiene potestad para pedir a los operadores que no realicen prácticas de ralentización de velocidades en caso de que se detecte el uso de programas P2P como BitTorrent.

No es la primera vez que se compara el intercambio de archivos con prácticas delictivas. Recientemente el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, comparó el P2P con la piratería en los mares.