El Congreso estudia si ofrecer el iPhone a los diputados

El Congreso estudia si ofrecer el iPhone a los diputados

Redacción

Tras el verano, los diputados del Congreso contarán con nuevos teléfonos móviles. En un principio, el operador que provee a los representantes, Movistar, había propuesto como alternativas la BlackBerry o el iPhone. Después de los últimos problemas, el área informática de la cámara está estudiando cómo adaptarlo a las necesidades de los políticos.

Con un presupuesto anual cifrado en 400.000 euros, los representantes de la Cámara Baja verán renovados sus terminales móviles y no precisamente con modelos que destaquen por su austeridad económica. En un primer momento, Movistar, con quien el Congreso tiene firmado un acuerdo, ofreció la posibilidad de elegir entre el terminal de RIM y el iPhone de Apple.

No obstante, en estos momentos surgen dudas de si el smartphone de Apple sería adaptable a las necesidades de los diputados. Por ello, los servicios informáticos del Congreso están haciendo pruebas al modelo 3G, dado que aún no se ha puesto a la venta el iPhone 4 en España (llegará el 30 de julio). Entre otras cuestiones, los nuevos aparatos deben tener la certificación de la firma electrónica para permitir a los diputados presentar sus iniciativas parlamentarias.

Aunque la decisión de renovar los terminales móviles de sus señorías entra dentro del presupuesto anual, es un tanto llamativa si nos atenemos a las políticas de austeridad que tanto pregonan entre los ciudadanos, más aun si tenemos en cuenta que los representantes de los ciudadanos ya cuentan con un terminal HTC que realizaría las mismas funciones.

Esta iniciativa nos recuerda a la vivida un mes atrás, cuando se conocía que los 736 diputados europeos contarían con la tableta de Apple, el iPad. Un gasto innecesario que contrasta con la política de recortes sociales tan de moda en estas fechas.