Los clientes de Toshiba se sienten estafados con la promoción del Mundial

Borrón en la imagen de Toshiba de cara a sus clientes. La empresa, que prometió devolver el importe íntegro de televisiones y portátiles si la Selección española ganaba el Mundial, se niega ahora a reembolsar el dinero de aquellos usuarios que no se registraron en su web. Muchos clientes aseguran que se sienten estafados y califican la campaña de "engañosa".

"Compra un nuevo portátil Toshiba con el nuevo procesador Intel Core i5 del 2010, o un televisor Toshiba, y si España gana la final te devolvemos todo tu dinero". Con este reclamo lanzó Toshiba su campaña para promocionarse antes del Campeonato del Mundo de Sudáfrica. No sólo lo hizo en España, sino que también desarrolló la promoción en Alemania, Inglaterra, Italia y Portugal.

Finalmente fue nuestro país quien se alzó con el título y aquellos que habían adquirido uno de estos productos estaban doblemente emocionados, por la victoria de su equipo y por la consecución de una televisión o portátil gratis. Su gozo en un pozo. Al menos para aquellos que no registraron su compra en la web del fabricante japonés, que por ello se niega ahora a devolver el dinero.

Sin embargo, si nos atenemos al mensaje lanzado en la campaña publicitaria, no se hacía un llamamiento a registrarse en la web de Toshiba. "Tras las opiniones de alguna asociación de consumidores, Toshiba niega esta afirmación, informa sobre la claridad de sus términos y condiciones para participar e invita a entrar en www.toshiba.es/toshibafutbol", declaró la firma.

La respuesta del fabricante llega tras la denuncia planteada por Facua. "Si para recuperar el importe de los productos de Toshiba era tan importante comprarlos como registrarlos, este elemento debió haberse destacado en la publicidad de la misma forma que aquél", aseguró la asociación de consumidores. Por su parte, la OCU ha planteado la posibilidad de acudir a un juicio verbal en caso de que la empresa se niegue a reembolsar las compras incluidas en la promoción.

En pleno contencioso, no son pocos los clientes que se sienten decepcionados e incluso estafados, aunque conviene recordar que es más que recomendable informarse bien en estos casos para evitar este tipo de situaciones desagradables. Es cierto que las condiciones estaban bien especificadas en la letra pequeña del anuncio, algo que siempre es importantísimo leer.