El Gobierno gastará 150 millones en resintonizar la TDT

El Gobierno gastará 150 millones en resintonizar la TDT

Redacción

Nuevo e importante gasto a costa de las arcas del Estado. El Gobierno prevé asumir el coste que supondrá la resintonización de la Televisión Digital Terrestre (150 millones de euros aproximadamente) que habrá de hacerse antes de mayo de 2011 debido a a la necesidad de acomodar el denominado dividendo digital.

Según elEconomista.es, la anunciada resintonización será necesaria tras el empleo de frecuencias que utilizaban los canales analógicos y que posteriormente pasaron a los canales de televisión digital en servicios de banda ancha móvil. Este reajuste en el espectro desalojará la banda entre 790 y 862 MHz (los canales comprendidos entre el 61 y el 69 de televisión), para uso de las compañías de telecomunicaciones.

En cada zona del país se realizarán ajustes diferentes, aunque son tareas sencillas para cualquier instalador de antenas ya que será suficiente con buscar y fijar las nuevas frecuencias para cada canal, sin necesidad de desplegar nuevo cableado o cambiar las instalaciones. Más de medio millón de comunidades de vecinos tendrán que resintonizar sus antenas colectivas.

Sin embargo, el coste (300 euros de media por antena comunitaria) no será asumida por éstas. El Ministerio de Industria ya se ha apresurado a confirmar que será el propio Gobierno quien asuma el gasto, financiado con el dinero que dejará la venta del espectro a las empresas de telecomunicaciones.

Alternativas a los gastos que genera la TDT

Este hecho no hace sino aumentar los gastos que ha supuesto la llegada de la Televisión Digital Terrestre. Según explican desde Astra, el Gobierno no ha valorado las ventajas que ofrecen otros sistemas de televisión digital como son el satélite, cable o el ADSL con un coste mucho menor.

Incluso ya ha habido estudios (Analysys Mason) que plantean "la eliminación de la TDT de la banda del dividendo digital para dedicarla por completo a servicios de banda ancha". De momento, el caso por parte del Gobierno a estas sugerencias es omiso y lo inminente será el pago de los 150 millones y la resintonización.