Yoigo y los OMV continúan arrebatando cuota de mercado a los tradicionales

Los cuatro primeros meses de 2010 confirmaron el alza de los operadores móviles virtuales y de Yoigo. La filial española de Telia Sonera fue quien más clientes logró captar, hasta un total de 171.600 de los cuales casi la mitad llegaron procedentes de Movistar, que perdió un total de 489.900 usuarios y sólo logró 370.800 nuevos.

Según un estudio realizado por la operadora de SMS LleidaNet, en el primer cuatrimestre del año se portaron un total de 1.306.595 números móviles, de los cuales 296.813 se realizaron durante el mes de abril. La mayor parte de los cambios de operador fueron entre las cuatro empresas que tienen infraestructuras propias, aunque los operadores virtuales también registraron su respectivo aumento.

El informe de LleidaNet afirma que el mayor flujo de portabilidades se realiza entre Movistar y Vodafone, con un resultado muy equilibrado, ya que 201.400 usuarios de Movistar se apuntaron a Vodafone pero 221.100 hicieron el camino inverso. Respecto a Orange, Movistar perdió un total de 56.900 clientes, pero las cifras más abultadas son las referidas a Yoigo, al que acudieron hasta 81.900 usuarios procedentes de Movistar.

Tampoco Vodafone consiguió un saldo neto positivo, con una pérdida de 110.400 clientes en su cartera tras captar sólo a 296.900 y dejar escapar a 407.300 usuarios.

El último informe de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones cifró en más de 10.700 las portabilidades a operadores virtuales sólo en los tres primeros meses del año. En este contexto Pepephone y ADSLzone pusieron en marcha a principios del presente mes una nueva tarifa que rompe el mercado móvil rebajando el precio del minuto a 4 céntimos y ofreciendo desde 7 euros al mes 400 megas para navegar desde el móvil.